El cierre de la cumbre de la Unión de Naciones Sudamericanas (Unasur) en Bariloche logró el consenso en algunos puntos de la redacción final del documento firmado, pero quedaron otros importantes sin resolver, entre ellos, el que trata sobre la controvertida decisión de Colombia de permitir bases del ejército de Estados Unidos, todo ello envuelto en un malestar generado por la dilación del encuentro.
"La Unasur promueve el diálogo, la cooperación, la confianza y la transparencia. También rechaza la presencia de grupos armados y el narcotráfico, por lo que decidimos construir un compromiso mutuo de defensa y de paz, rechazando el uso de la fuerza contra otro Estado", establece el documento.
La resolución promulga "el fortalecer a Sudamérica como zona de paz y trabajar para una solución pacífica de los conflictos y que la presencia de fuerzas extranjeras no puede amenazar la paz de los países de la región".
Además, la presidenta Cristina Kirchner abogó porque los documentos que trate este equipo de trabajo compuesto por cancilleres y ministros de Defensa se base en los acuerdos arribados en el marco de la Organización de los Estados Americanos (OEA).
Tras más de siete horas de debate, los acordaron convocar al Consejo de Defensa de Unasur para la primera quincena de septiembre a fin de analizar la estrategia militar de Estados Unidos en la región.
Tenso cruce. Sobre el cierre de la cumbre y antes de tomar una decisión final, los mandatarios protagonizaron varios cruces. El último fue protagonizado por Luis Inácio Lula Da Silva y Rafael Correa, que se trenzaron luego de que el presidente de Brasil se enojara por los prolongados discursos y por la poca "fuerza para tomar una decisión".
"Ya nos tendríamos que haber ido de acá. Todos tuvieron su turno, hablaron y ahora dan un segundo discurso. Me preocupa lo que va a salir sobre la Unasur mañana en la prensa. Estamos discutiendo sin fuerza para tomar una decisión", lanzó.
Enseguida, Correa le contestó que resultaba imposible que el encuentro dure tres horas, tal como estaba previsto, y embistió: "Lo que menos me interesa es lo que diga la prensa mañana, sino que elaboremos doctrinas".
Argumento colombiano. Tal como se esperaba, Uribe ensayó hoy una férrea defensa de su acuerdo con Washington y se quejó por la "falta de cooperación" de sus pares de la región. "La propuesta de los Estados Unidos representa un apoyo práctico y eficaz. Pocas veces hay una cooperación práctica, más allá del plano discursivo", deslizó. Luiz Inácio Lula Da Silva, Hugo Chávez, Tabaré Vázquez, Cristina Kirchner, el paraguayo Fernando Lugo y el ecuatoriano Rafael Correa, entre otros, seguían su discurso con atención y gesto adusto.
Luego de hacer una reseña histórica de la región, el mandatario colombiano trajo a colación que "el pacto de cooperación está avalado por una serie de acuerdos y declaraciones, muchos votados favorablemente por países de la Unasur", resaltó.
"La propuesta de Estados Unidos representa un apoyo práctico y eficaz. Pocas veces hay una cooperación práctica, más allá del plano discursivo", expresó, reclamando apoyo a sus pares de la región. "Queremos la exclusión eficaz de todos los grupos violentos de la región", resumió.
"La corresponsabilidad no puede ser una norma que se quede en el texto de la diplomacia y que no tenga vigor, aplicación práctica, en la lucha día a día contra el tráfico de armas y el narcotráfico", prosiguió.
Además, Uribe intentó alejar los prejuicios de los países vecinos al asegurar que Colombia "no renuncia a su soberanía" por acordar con Washington, sino que se rige por la idea de la "integración" entre estados. "Se preservan los principios de integridad soberana y territorial", insistió el presidente respecto del acuerdo.
Sin Obama. Asimismo, rechazó de plano la iniciativa propuesta por Correa y apoyada por varios mandatarios como Cristina Kirchner y Lula da Silva, para solicitar se convoque a una reunión urgente con el mandatario estadounidense Barack Obama para que explique las condiciones del acuerdo.
"No me parece que tengamos que llamar a cuentas a Obama. Para ello está la Asamblea de las Naciones Unidas. Una cosa es tener buen diálogo y otra cosa es llamarlo a dar cuentas a la región", afirmó Uribe.
Información difusa. Tras un breve discurso de Tabaré Vázquez, en el que rechazó la instalación de las bases militares en Colombia, llegó el turno del líder venezolano, que inició su discurso con bromas a Lula, pero que enseguida comenzó su embestida contra el presidente colombiano.
En primer lugar, reclamó el documento integral respecto de la presencia de las bases en Colombia dado que aseguró que hay "informaciones muy difusas y vagas al respecto". "Sería necesario tenerlo para salir de algunas dudas y descifrar incógnitas, que bastantes tenemos", disparó.
Luego, reiteró fuertes cuestionamientos contra el proyecto colombiano y vinculó directamente la instalación de bases militares estadounidenses en Colombia con la nueva estrategia de defensa norteamericana que incluye, dijo, hipótesis de guerra.
A raíz de ello, el líder caribeño leyó y analizó en su discurso los lineamientos de la estrategia militar de Estados Unidos, y promediando su lectura llamó la atención de los presentes con una aclaración: "Aquí se está hablando de guerra; esto es movilidad para la guerra".
"Propongo que la Unasur, que tiene formado su consejo de defensa, revise la estrategia militar de Estados Unidos en forma profunda y luego el tema de la instalación de bases norteamericanas en Colombia", lanzó.
El rol de EE.UU. Esta mañana, Lula había apoyado la idea de convocar al "presidente Barack Obama, para discutir cuál es el papel de este país en América latina".
"No podría dejar de ser sincero con ustedes, porque los veo como compañeros además de Jefes de Estado, y creo profundamente que debemos provocar una buena discusión con EE.UU. y con el presidente Obama para discutir cuál es el papel de ese país para Latinoamérica", señaló.
Embestida ecuatoriana. En uno de los momentos más duros de su discurso, Correa afirmó que Colombia es el "responsable" del "flagelo" del narcotráfico, consideró que el Plan Colombia "es un fracaso" y negó que Venezuela y Ecuador "sean el problema" en la región.
"Colombia tiene el mayor cultivo de drogas de la región y tanto Ecuador como Venezuela están libres de cultivos. Estos se concentran en el límite sur de Colombia, en la frontera con Ecuador. Entonces el problema no somos los vecinos", dijo Correa durante la cumbre extraordinaria de la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur) que se desarrolla hoy en la ciudad argentina de Bariloche.
El mandatario ecuatoriano instó al pueblo colombiano "a abrir los ojos" para ver que lo que ocurre "es exactamente lo contrario" a lo que postula el presidente de Colombia, Álvaro Uribe, que hoy defendió el acuerdo que negoció con EE.UU. para que militares estadounidenses puedan usar bases colombianas.
Intervención argentina. Más temprano, Cristina Kirchner había planteado que el objetivo "central" de la reunión regional que se realiza en Bariloche es "fijar una doctrina común" para la evaluación y manejo ante situaciones de tensión como la que plantea el acuerdo militar entre los Estados Unidos y Colombia.
Por otra parte, instó a sus pares a exponer sus ideas "con un tono que evite caer en adjetivaciones o calificaciones". El llamado pareció una réplica directa al duro discurso de Hugo Chávez en la última reunión de la Unasur en Quito, donde el venezolano advirtió que estaban "soplando vientos de guerra" en la región.
El conflicto. La decisión de Colombia de permitir que Washington utilice siete bases en su territorio puso en pie de guerra a Chávez, quien amenazó con romper relaciones y suspender todas las importaciones por considerar que su vecino está poniendo en peligro la seguridad nacional.
Colombia respondió denunciando a Caracas ante la OEA por inmiscuirse en sus asuntos internos, en una pelea que consiguió dejar aún más a la luz las grandes diferencias ideológicas.
Colombia es el aliado más cercano que tiene Estados Unidos en la región, y sus políticas suelen ser blanco de los ataques retóricos de Venezuela, que encabeza una corriente radical socialista en la que también militan Bolivia y Ecuador.
El gran ausente del encuentro es el presidente de los Estados Unidos. Barack Obama rechazó esta semana una invitación de Lula, que lo llamó para invitarlo. Sin embargo, envió de gira por la región a su subsecretario adjunto para Asuntos para el Hemisferio Occidental, Christopher McMullen.

Fuene: www.lanacion.com.ar

Alguien vio algo de la cumbre? que les pareció?

---------- Agregado a las 20:00:39 ---------- Lo anterior fue publicado a las 19:58:02 ----------

Lo primero que voy a decir al respecto es que:

1- Me parece bárbaro que se transmitan estas cumbres, asi los ciudadanos vemos que hacen los presidentes y sus delegaciones.

2- Me gustó la exposición del Presidente del Ecuador, Correa que fue aplaudido por momentos

3-Uribe daba pena, es un perrito faldero del Piratón Imperial y cree que USA quiere ayudar a Colombia por que son buenos