Mostrar feed RSS

Blogs más populares

  1. Cinco cosas de las que me arrepiento y me avergüenzo

    Sí. He tenido esos raPtos en los cuales me avergüenzo profundamente de mi sentir, de mi hacer, pero también lo justifico (con la benevolencia que suelo tener para conmigo, claro está) de manera sencillita : "he sido arrastrada por la desesperación que me provoca este mundo enajenado, en que me ha tocado en suerte nacer, arrastrada vigorosamente por la incertidumbre de lo incierto hasta llegar a la demencia, nada más".

    A saber:

    1) Cuando algunos de los bestias de la defensa de Peñarol le meten una plancha absolutamente antideportiva al rival de turno, si estoy en el Estadio alentando, es fija que grito como bilardista (y más de una vez he sorprendido a algunas de mis mismas): "tapenlo con diario" "matalo matalo" "levantate cagón" "quebralo, quebralo".

    2) Cuando toca acto escolar y todo el perequetengue de madrugar un feriado, aprontar a Cami y entonar el himno, la desesperación va increscendo a medida que avanza el discurso de la directora, cuando no de la inspectora (peor que peor). Discursete lleno de lugares comunes y sensiblerías varias que ha logrado hacerme codear a algunas/os madres/padres/tutores en pleno acto y comentar "más o menos ya todos sabemos por dónde fue la cosa, sabemos qué se celebra el 18 de Julio, es necesaaaario madrugar para escuchar tres obviedades con aires solemnes de parte de una vieja autocomplaciente, ponele!". Y reirnos como gurises de 6 y recibir chistazos de otros/as madres/padres/tutores y hasta de algún abuelo/a, como mi santa madre que suele indignarse y hacerme cara de "cuando lleguemos a casa vas a ver".

    3) Durante todo el mundial de rugby del año pasado guardé la secreta esperanza de que los pumas se extinguieran simil los dinosaurios. OJO: nunca quise que desaparecieran las personas en sí, sino la especie, la disciplina, capaz? No soporto ese "deporte" esquizofrénico de gordos que se ...
    Categorías
    Sin categoría
  2. Banderas y Estadísticas

    Hace unos años recibí por e-mail una serie de banderas que graficaban con sus propios colores, alguna estadística impresionante, de los paises que representaban.
    No recuerdo el autor, ni el medio en que fú publicado originalmente. Me parece valiosísimo y una manera contundentemente creativa de recordarnos las abismales diferencias que existen en nuestro planeta.







    Categorías
    Sin categoría
  3. Percepción o muerte

    Todas las formas por medio de las cuales hacemos frente a la complejidad de nuestro entorno se encuentran a nivel de la percepción profundamente teñidas por los colores de la sociedad en que vivimos, de la familia y la escuela que nos ha socializado, etc.

    Aún más: es curioso que, inmediatamente por debajo del nivel de la conciencia habitual, exista también una forma de "captar" cosas hasta menos relevantes socialmente.

    Quién no se ha cuestionado: la selectividad "se impone" a toda persona por la naturaleza de su aparato cognitivo? No podemos tomarnos más tiempo y percibir más cuidadosa y comprensivamente y alcanzar el "verdadero" sentido de lo que significan "realmente" las cosas a nuestro alrededor?

    Tendríamos que responderla de diversas y yuxtapuestas formas:

    a) todos los estudios de ésta última década parecen indicar que existen grandes diferencias entre los individuos en cuanto al grado en que apuestan en su selectividad, contentándose algunos con captar sólo unas pocas cosas que les resultan relevantes (de los acontecimientos con los que se enfrentan) y siendo otros más deliberativos y concientes en lo que se refiere a alternativas y precisiones. De hecho es famosa una escala que se utilizó en un estudio en torno a la "personalidad autoritaria" donde justamente aparecen correlaciones muy fuertes entre esta y variables como la propensión a ver las cosas MUY selectivamente.

    b) vale la pena también tener en cuenta que un régimen constante de inspección cerrada de sucesos, una especie de devoción a las formas alternativas en que se pueden percibir los acontecimeintos, muchas veces (probadamente) entra en conflicto con las exigencias de la acción: y el mundo se hace, no?

    c) hay veces en que inevitablemente, mal que nos pese, el "mundo", el afuera que después es adentro y viceversa, es de lo más parecido a una mancha de ...
    Categorías
    Sin categoría
  4. La Crítica

    La crítica es una de las atividades más criticadas. Es la reflexión y el comentario sobre un hecho o la obra propia o de un tercero. Y ahí va la primera crítica a la crítica:
    "ey, vos que hablás tanto, porque no bailás, cantás o escribís, a ver como lo hacés, ¿eh?".
    Obviamente, lo que más cosecha la crítica es antipatías. Y son pocos los que se pueden solidarizar con la mordacidad que disfraza la desilución de ese observador que se atrevió a dar su parecer, aún a riesgo de ser considerado un desalmado.
    Es común escuchar que la crítica no sirve para nada. Pero eso es fácil de entender si se parte de una posición conservadora y resistente al cambio.
    La crítica es esencial para el mejoramiento. La crítica como ejercicio introspectivo de cada quien, o la crítica externa. La crítica profesional o la amateur.
    Todo es mejorable.
    El arbol que rodó por la colina e inspiró la primera rueda, se ha convertido en una radial de acero con el correr de los siglos y de las miradas críticas de muchos humanos.
    En mi casa a nadie se le hubiese ocurrido hacer una crítica a la crítica.
    Nuestra biblioteca, entre otras obras contaba con los cuatro volúmenes de "Crítica y Polémica" de mi abuelo.
    Ahí consignaba gran parte de sus ensayos críticos y algunas inevitables pero tambien fructíferas polémicas mantenidas con destacadísimas figuras de la cultura de principios del siglo 20.
    Cada tanto me encanta recordarlo con indisimulado orgullo.

    Actualizado 03/10/2008 a las 16:05 por Orwell

    Categorías
    Sin categoría
  5. leandro penna

    aca va el modelo de ricardo piñeiro, llamado leandro penna, pueden poner en youtube su respectivo nombre, y saltaran sus videos
    Categorías
    Sin categoría

Iniciar sesión

Iniciar sesión