Mostrar feed RSS

Blogs más populares

  1. Desde el otro lado.

    Desde que mi familia murió en un accidente hace un par de años, tengo la idea de asesinar al abuelito para poder recibir todo su dinero: soy el único heredero vivo que le queda.
    Pensé miles de formar de asesinarlo, pero mi cobardía nunca me permitió llevar a cabo tal cometido. Usted se preguntará porqué no espero su muerte, que tarde o temprano llegará. Pero ese es precisamente el problema: es casi seguro que va a ser muy tarde el día que estire la pata porque el viejo tiene apenas sesenta años, y es una persona muy dura que nunca se enferma de absolutamente nada. También tengo problemas monetarios urgentes así que...
    Es por eso que le pido a usted, que tiene las agallas, que lo haga, porque yo sé que sólo no lo voy a lograr nunca. Yo tengo las llaves de su casa: puedo entrar en cualquier momento. Sólo necesito que usted eche un vistazo por mí, con eso me conformo.
    --
    Las manos enfundadas en guantes negros tomaban la llave bañada en oro para abrir la puerta que producía un leve rechinar, pero afortunadamente ese ruido no era suficiente para despertar al viejo que dormía tranquilamente en su habitación. Durante todo el trayecto desde la entrada hasta la puerta del cuarto del futuro muerto, las piernas trataban de moverse lo más lentamente posible. En el bolsillo interno de la gabardina estaba el frasco con el veneno que se debería poner en la botella de agua que estaba al lado de la cama, y que el futuro muerto tomaba todas las madrugadas a las 4 de la mañana. No le gustaba ir hasta la heladera: el frío de la bebida lo lastimaba.
    Una vez dentro de la pieza, las manos tomaron la botella muy cuidadosamente con el objetivo de no producir ningún tipo de sonido. El asesino abrió la tapa, sacó el frasco de veneno del sobretodo, y vertió el líquido mortal en la botella, mezclándola con el agua. Todo estaba hecho. Ahora faltaba esperar que el futuro difunto tome el líquido...no sufriría, la muerte sería instantánea.

    --

    ...
    Categorías
    Sin categoría
  2. El enano fascista.

    por - 29/09/2008 a las 22:00 (Peripecias De Una Mujer Sin Sombrero.)


    "Los argentinos tienen un enano fascista adentro", sentenció crudamente Oriana Fallaci, en el marco de una entrevista que Bernardo Neustadt le realizara, hace más de dos décadas, a la periodista italiana.

    <?xml:namespace prefix = o ns = "urn:schemas-microsoft-com:office:office" /><o:p></o:p>
    <o:p></o:p>
    Siempre me sonó chocante esta afirmación que armó tamañísimo revuelo en los opinólogos serios y no tan serios del país, al tiempo que se instalaba en la jerga popular de nuestra sociedad durante los años '80.

    <o:p></o:p>
    <o:p></o:p>
    Lo que esta frase introdujo a la discusión pública fue poner de relieve al petit dictador que cada uno de los habitantes de este país podría albergar.
    <o:p></o:p>
    <o:p></o:p>
    <o:p></o:p>
    <o:p></o:p>
    <o:p></o:p>
    Por un lado, es interesante pensar que la sociedad en su conjunto tiene su parte de responsabilidad en los procesos de autoritarismo que hemos vivido. Es devolverle de esta manera un protagonismo activo que la aleja de pasividad que la degrada como objeto. Además, sin ser una entendida en la materia, a ninguno se nos escapa que ha habido por parte de la sociedad civil un grado de "aceptación" que va desde la tolerancia pasiva, a la complicidad cobarde, hasta llegar a acuerdos siniestros que sólo pueden oler a traición y barbarie para nuestro pueblo.

    <o:p></o:p>
    <o:p></o:p>
    <o:p></o:p>
    <o:p></o:p>
    En mi entender, la afirmación de la Fallaci peca tanto por exceso al generalizar, como por defecto al focalizar y particularizar en demasía. El exceso está dado en repartir la culpa por las atrocidades acontecidas entre "todos los argentinos". Aunque, la ...
    Categorías
    Sin categoría
  3. ¿Las ideas gobiernan el mundo?

    Es algo que se suele leer, escuchar. Es algo que subyace en muchos : "las ideas gobiernan el mundo!"
    Y se supone que se convierten, luego, en acción.

    Me parece que la realidad nos dice otra cosa: un ser deshistorizado es incapaz de una acción histórica eficaz, es decir, de una praxis (el el sentido estricto) transformadora. Por qué? Porque puede elaborar teoría (idealista) y negarla en su praxis.


    Todos arrastramos mucho de esto derivado de cierto paradigma educativo que ha impregnado y se ha enquistado en distintos círculos de la educación fomal. En cierta forma y pecando de ingenua, yo me pregunto si no es el producto esperado: un ser neutralizado en sus potencialidades, acondicionado, un profesional digno, un destacado docente académico pero un pésimo habitante de la "polis". Y viceversa.

    Me pregunto entonces, si no se debería dejar de tomar al bichito humano como una cosa pensante para traducir, en un segundo momento, las ideas en acción...no deberíamos partir, más bien, de que es una capacidad de acción, de praxis, de relación, generadora de conocimientos formulables pero no formulados?

    El tema se complejiza cuando también nos ponemos a rastrear dónde se aprende a formularnos. Pienso en mi hija que llega a la escuela con una incipiente "sabiduría" resultado de tantas exploraciones de su mundo, pequeño y lo que quieran, pero tantos reconocimientos táctiles, actos de habla, tantos objetos rotos para "descubrir". Me consta.

    Qué hace la escuela con todos esos conocimientos? Dónde se aprende a pensar lo conocido y no formulado?

    Lo que Berman llamaba "conocimientos tácitos" o sea esos que son viscerales, obtenidos por un proceso gradual de comprensión que arranca en lo más básico, pero que no es reconocido como conocimiento. Y que a posteriori la reflexión los recupera y los formula o no.

    ...

    Actualizado 04/10/2008 a las 17:54 por lua

    Categorías
    Sin categoría
  4. Nuestros autores

    De variadas disciplinas, ramas, estilos. Confieso que esta entrada se la debo a Orwell y Naniel.

    Orwell cuando le respondió a Dami evocando a Gramsci.
    Nani y la solidez brillante de acercarnos a Brecht cuando nos hacía falta.

    Probablemente también esté relacionado con lo que veníamos charlando en torno a la articulación teoría-práctica. Vaya una a saber porqué llega en este tren y a esta estación, pero llega.

    Los referentes teóricos, los que están en nuestro marco conceptual, los que te han hecho click, los que te han conmovido, impactado y porqué no, te han dado paliza incómoda, te has quedado inquieto y con las estanterías a medio acomodar.

    Imposible una lista taxativa pero me propongo ir arrimando alguna cosa de cada uno que emerja, citar algo de su autoría, una foto, una perla perdida, un cachito de biografía.

    El escritor uruguayo que más me ha conmovido y enmudecido es Juan Carlos Onetti. Y en este juego de muñecas rusas, hace un tiempo, leyendo su web oficial, me encontré con el discurso que pronunció cuando le dieron el premio Cervantes.

    Y allí me mató leerlo evocando a algunos de sus autores, a Cervantes y esa novela formidable que es El Quijote (que también pienso traer como entrada en este tema, porque es imprescindible).


    Quiero entonces recordar a este autor, justamente, recordando a sus autores, entre otras cosas.


    Majestades, excelentísimos señores académicos, dignísimas autoridades, señoras y señores:

    Yo nunca he sabido hablar ni bien ni regular. La elocuencia, atributo muy hispánico, me ha sido vedada. Hablo mal en privado, por eso hablo poco en las pequeñas reuniones de amigos, y hablo peor en público, por lo cual sería mejor para ustedes que no les dijera nada. Me resistí siempre a ofrecimientos, insistencias
    ...

    Actualizado 06/10/2008 a las 13:13 por lua

    Categorías
    Sin categoría
  5. El Quijote



    Sin dudas y a la luz de 400 años de hacer humanidad, hay miles y millones de escritos, ensayos, odas, filmes, pinturas y tantos etc. que recogen este clásico.

    No puedo encarar un análisis literario rico, no tengo armas ni herramientas y sería cuando menos irrespetuosa si me pusiese a intentar despuntar porqué El Quijote, desde el punto de vista literario es lo que es.

    Zanjado el punto, me gustaría abordarlo desde lo que me provoca y me dispara. Desde la cotidianidad lectora.

    Debe ser de los libros que si o si le voy a regalar a mi hija, independientemente de lo que luego haga con él. Lo mismo con otras herramientas culturales que trato de acercarle: ella irá haciendo su camino, pero quiero que las tenga a mano, dentro de lo posible, que descarte y retome lo que quiera y pueda, pero que El Quijote nunca falte.

    Cuántas veces la acumulación de frustraciones termina desembocando en un desánimo que nos lleva a bajar los brazos? Desánimo que nos inhibe siquiera plantearnos para tomar lo que "la vida" nos pone al alcance de la mano?

    Cervantes fue/es un autor que usó/usa muy bien el espejo interior. El Quijote es una novela que asedia a ese desánimo, que le pelea a la cosa tentacular que nos quiere abducir y llevar a bajar los brazos.

    Subyace una pedagogía de la esperanza.

    Porque El Quijote es una novela de golpes y porrazos, físicos y anímicos, de vuelta a levantarse y rebuscarse, "barajar y dar de nuevo", arremeter con inventiva lúdica contra esa depresión, que de algún modo nos priva, me priva, de la indispensable vitalidad, anticipándonos la muerte.

    Capítulo tras capítulo nos lanza a vivir, a jugar, a parodiar. "Bien" leída, con el gozo y diversión que merece, sin estropearla con un trato solemne ("Oh, es un clásico!") ...

    Actualizado 06/10/2008 a las 17:23 por lua

    Categorías
    Sin categoría
Página 3 de 22 Primer 12345678910111213 ... Último

Iniciar sesión

Iniciar sesión