Mostrar feed RSS

Blogs más populares

  1. Caetano Veloso


    Cuando anunciaron que se presentaba en el Teatro Solís amorralé morlaco por morlaco, sacrifiqué algún trago, salidas al cine, otras cosas que no voy a tipear y que en aquel entonces me reportaban cierta satisfacción: en fin, no iba a ir a un palco ni a las populares ni a la tertulia. Iba a hacer cola, incluso ahorrando, cola de ahorro para estar en tercera, cuarta, quinta fila y en una lindísima ubicación.

    Yo tenía 18 años y cursaba el último año del secundario en el IAVA, una amiga y compañera (M), cuyo novio algunos años mayor, también era fana MAL de Caetano nos dió la idea de cómo conseguirlas, haciendo guardia y organizando la cosa.

    En aquel entonces yo no trabajaba, tenía una especie de mesada y si bien mis padres colaboraron para la entrada, digamos que era una cifra importante para mi gasto asignado a salidas/recitales etc. (dadas las dimensiones del teatro y cómo monta Caetano sus espectáculos, recuerdo que era una entrada de unos 180 dólares, capaz), por lo que fue necesario un plan b, un c y no sé si un d.

    Todo fue con un esfuerzo y una coordinación brutal: una previa de aquellas, que también constó de carta de puño y letra agradeciéndole su voz (no su voz por su voz, sino la capacidad de hacer sonar su voz, su decir, su ser voz, más allá de sus preciosos colores vocales) y que mejor que Caetano sólo el silencio (parodiando a Bosco).

    No digo que llegaba a nena de Sandro o fan de Arjona pero me hago cargo que hubo al menos cinco minutos de aplausos, repujando lágrimas y un nerviosor que venía como de otra vida y un reencantamiento del mundo de golpe. Y lo piropee (el tilde iría en la primera o en la segunda e? bueh...) y le grité cosas a morir. Un cliché tropicalista.

    Verlo ahí con sus babuchas bordeaux y un body blanco, con el pelo así, libre, y los dientes que más que sonrisa ...

    Actualizado 07/10/2008 a las 18:16 por lua

    Categorías
    Sin categoría
  2. Buscando el “mojo” perdido

    Me siento un aventurero al escribir esto….<?xml:namespace prefix = o ns = "urn:schemas-microsoft-com:office:office" /><o:p></o:p>
    <o:p></o:p>
    Siempre sentí que el entrar en un lugar inhabitado por cierto tiempo es como comprarte una cajita feliz en McDonalds, sólo encuentras carne de roedores y a lo mucho de lombrices..lo que es más sano (esta se la dedico a lua, me tientan sus conjeturas sobre la comida chatarra, entrémosle al pollito, entrémosle). Este ejemplo claro..."mi blog"....el cual pregona a gritos un cri cri casi moribundo entre tantas actualizaciones magistrales, me recrimina de alguna manera como una simple “persecuta” que me hago constantemente. Es como cuando te compras un pantalón, lo dejas en el closet y nunca más te das cuenta de su existencia, hasta que los panqueques y los adipositos guardados se te sueltan por sobre el asfixiante abotonamiento y se debe desechar. Me llama a gritos el subir un tema, me siento comprometido conmigo mismo pues es una pasión que encuentro necesaria: el redactar “lo que se me canta” para leerme cual “psyco test”. Es casi un clásico para mí y terapéutico el distenderme en la escritura sin la necesidad de tener quórum. Desde una simple forinovela, hasta un tema reflexivo, motivado por mi yo interior. Pero últimamente, sí, me siento en una nube de ideas sin forma. Yo le echo la culpa definitivamente al estrés laboral, pero me hago cargo también del poco tiempo que me doy para este hobbie, pese a que pueda tener apariciones esporádicas en otras vías, me ria e intercambie saludos y delirios con los más allegados del espacio. Casi como una confesión, a veces siento que perdí mi “mojo” foril y a eso viene el título de la entrega del día que nos compete, una comparación quemada con el archiconocido personaje “Austin Powers”. Esto me viene pasando desde los suicidios foriles de gente querida, silenciosos y dolorosos, rencillas, incomodidades varias que no supe declarar ...
    Categorías
    Sin categoría
  3. Reite, reite

    No sé si la risa tiene todas esas propiedades terapeúticas que se le suelen atribuir.
    Pero de lo que puedo dar fé es sobre sus propiedades balsámicas y liberadoras.

    El acceso a la risotada, al estallido (incluso histérico) ante un fallido GROSSO (propio o ajeno), un buen cap. de Seinfeld, una caricatura inspirada y la caida del otro, un blooper, el gag , una situación, el chiste y hasta lo tragicómico y bizarro.

    Todos nos reimos de y con distintas cosas (perogrullo activado!). Yo debo confesar que prefiero y muero con algunas sitcom y la comedia al estilo mónologo o "stand-up".

    Seinfeld
    Ellen Degeneres
    Chris Rock
    Robin Williams

    Y no sé en qué irá, ni cuáles razones de "tAimin" hasta idomático, o know how, pueden llegar a estar implicadas pero no he logrado toparme con alguien que en español lo haga, a mi gusto, tan copado como esta gente. Ni siquiera Pinti, Gasalla o Perciavale, ni Posca ni Petti (al que adoro, pero en otro tipo de emprendimientos a nivel conducción, en mónologo puro y duro: no!).
    Enjoy it.


    [ame=http://www.youtube.com/watch?v=82qmHYDJdGM&feature=related]YouTube - Robin Williams - Monólogo Alcohol[/ame]

    [ame=http://www.youtube.com/watch?v=JGNamA24r5M&feature=related]YouTube - Jerry Seinfeld - Mujeres[/ame]

    [ame="http://www.youtube.com/watch?v=vg_4KWh4TQA"]YouTube - El casado (monólogo de Chris Rock)[/ame]

    [ame=http://www.youtube.com/watch?v=k2IkpI0-CwY]YouTube - Ellen Degeneres 2 subtitulado[/ame]

    Actualizado 09/10/2008 a las 01:36 por lua

    Categorías
    Sin categoría
  4. ¡Abracadabra!

    por - 09/10/2008 a las 10:19 (En el Limbo con la Perra Latosa)
    Desde que era pequeña he envidiado a los objetos, animados e inanimados, objetos al fin. El motivo de esa envidia era ni más ni menos la capacidad de estar insertos y a la vez, ajenos del mundo. Estaban allí, cumplían sus funciones específicas o simplemente vivían, pero abstraídos de problemas y yo tenía unos cuantos, en especial para manifestarme con palabras.


    "¡Mirá qué preocupado estoy!=P"

    "Chicos chicos, problemas chicos, chicos grandes, problemas ídem" y en efecto, en cada etapa de nuestra vida vamos enfrentando distintas pruebas que van aumentando en complejidad y que nos van moldeando el carácter en el camino a la madurez no siempre acabada.

    Pero en ese proceso, desde siempre, me han ido acompañado palabras mágicas: desde un arrorró para que conciliara el pícaro (?) sueño, el "sana, sana", para cuando sufría alguna herida, y a así al compás de mi crecimiento fui incorporando cada vez más palabras y frases en el glosario de mi vida.

    Palabras y frases que nunca requirieron mayor explicación, sabía o intuía para qué estaban y cuál era su función. ¿Y dónde está la magia? Pues precisamente, en que surten efecto más o menos inmediato en nuestra conducta.

    "Pido gancho, el que me toca es un chancho!" bastaba para que, jugando a la mancha y ante tal ominosa promesa, el manchador (¿así se dirá?) se detuviera en seco. También había variaciones con agujas y brujas.
    Zapatillas de gomas, piedra libre, en fin, mediante el juego muchas de esas frases y palabras comenzaban a surgir.

    Arribada la pubertad, las palabras y frases nuevamente volvieron a ser protagonistas pero esta vez acompañadas a nuevas sensaciones. "¿Querés salir conmigo?" me dijo el chico por el cual secreta pero no tan discretamente me derretía. ...
    Categorías
    Sin categoría
  5. En torno a la maldad

    "Soy malo. Soy alcohólico. Soy homosexual. Soy un genio".




    Pienso en la maldad y pienso en Capote, no puedo evitarlo.
    Pienso y repienso cómo me fascina, cómo lo devoro, cómo lo admiro y hasta le celebro la maldad. Y la verdad me he llegado a decir: "pará querida, no será MUY mucho? O sea todo bien, pero tampoco la mezquindad!".
    Sin embargo me puede. Me gustan ESOS malos.


    Cuando se enfrentó al caso que inspiró "A sangre fría" sintió que "no podía respirar" (sic) porque se dió cuenta que sería el más importante de la década, que podría inaugurar un género (la "novela real") y etc.

    Durante 6 años Capote conversó con vecinos, policías que investigaban el caso, los asesinos y familiares de los asesinos. Más acá o más allá, el gordito manipulador que era Truman Capote (entre otras muchísimas variables y dimensiones) llegaba a lo celebridad gritando: "traigo comida, noticias, literatura".

    Sacudía un diario, bocadillos caros y una novela suya con autógrafo y dedicatoria para la carcelera (cholula)que le daba acceso IRRESTRICTO, como si el escritor fuese a tomar el té con ella, no a sonsacar al preso.

    Durante 6 años Capote visitó a Perry, el autor material de los escopetazos. Sondeó y escarbó cuanto quiso en su doloroso pasado, le llevó libros y revistas, le consiguió abogado y le dió de comer en la boca cuando hizo huelga de hambre.

    También lo traicionó.

    Perry estaba condenado a muerte y esto formaba parte del inminente triunfo literario de Capote. Parte del éxito de Capote era que Perry fuera ahorcado.

    Capote lloró al despedirse, si. Se paró frente a la horca (como Perry ...

    Actualizado 10/10/2008 a las 13:53 por lua

    Categorías
    Sin categoría
Página 4 de 22 Primer 1234567891011121314 ... Último

Iniciar sesión

Iniciar sesión