Mostrar feed RSS

Blogs más populares

  1. Aprovecho mientras el otro filma Mirages desde el techo.

    Hace unas semanas nomás, fuí severamente reprendido por publicar un mensaje odioso referido al papanardo infumable de Lafauci. Acepté de buen grado la reprimenda, pues mi post fué escrito en un ámbito de ánimos caldeados por el fanatismo y la devoción casi mística a Tilinguelli. Pero acá puedo contar con mayor libertad, lo que mi espíritu registra sobre esta sarta de muppets desaliñados que constituyen el jurado de este programa de tantísima audiencia, dado a llamar: "Bailando por un Sueño". Acierto que debo reconocer, pues efectivamente logra derrotar mi recalcitrante insomnio, knockeándome al grado de coma 4. Asi que por ese lado, todo bien. Que sigan bailando, porque yo debo dormir. Necesito ese sueño reparador.
    Me acordé del tema durante mi almuerzo, junto a otras notables personalidades del staff de nuestra compañía.
    Mi comentario inicial fué: Para mi ese programa es una garcha, una mierd.... A lo que me devolvieron el consabido: lo mira muchísima gente y Tinelli se está llenando de guita.
    Y digo yo: ¿Qué tiene que ver una cosa con la otra?
    Pero bueno, yo insistí diciendo que para mi el programa era una porquería por la claque que repite huevadas tras huevadas, adjetivando sin mucha originalidad y criterio, al solo efecto de llenar de voces los segundos del baile. Los comentarios de los muppets del jurado, el humor coronesco, pedorro, procaz, del conductor. Los escandaletes más bizarros y sospechosamente armados. Por todas estas cosas que ocupan lugar a lo que evidentemente es rescatable y hasta elogiable, a saber: el baile, la coreografía, la producción, el vestuario y la emotividad empática de favorecer con nuestra presencia frente a la pantalla, a la concreción de esos sueños.
    En fin.
    Es poco el tiempo de lo bueno. Y mucho de la porquería esa, que parece atornillada a la receta mágica del éxito tilinguesco.
    Me estoy empezando a desahogar. Es más largo.
    Sirva esto apenas como introducción a lo ...

    Actualizado 02/07/2008 a las 19:18 por Orwell

    Categorías
    Sin categoría
  2. Amor a primer párrafo


    Intactos, leidos, cuidados, ahí están a la espera de poder reestrenarlos con Camila y preguntarle a la segunda o tercer página: "qué te parece? te gusta?".

    Y cruzar los dedos. Lo confieso. No me avivé en mi cumple al soplar las velitas (eran 3, por el 33) de pedir silenciosamente fuerte: "que a Cami le guste Júpiter Jones y sus compinches y podamos leer los libros antes de dormir...y ya lo ve, y ya lo ve, es para Cris Morena que lo mira por TV!".

    Yo tenía 9 años y estaba pasando parte de mis vacaciones "de invierno" en lo de mis abuelos paternos, junto con mi hermano y mis dos primos. El mayor de ellos, de 12, fue el que introdujo el milagro de la lectura detectivesca en mi vida.
    Fue amor a primer párrafo.

    Aprendí a escribir Hitchcock a los 9, no por registro del director en sí, sino porque ese mismo año le pedí a Papá Noel (en la carta, oCvio) que me trajese un libro de "Alfred Hitchcock y los tres investigadores". Urge aclarar que yo ya sabía que eran los padres, pero mi hermano no, entonces había que hacer el circo del pedido y la sorpresa OH "justo llegó cuando subimos a la terraza a ver los fuegos artificiales!".

    Y sí. Al bajar de la terraza allí estaba: "Misterio del lago fantasma".

    Faaaaaaaaaaaaaaaa.

    Quería devorarlo y develar el misterio junto con Jupiter Jones, Pete Crenshaw y Bob Andrews esa misma madrugada. Pero tenía un temita coyuntural: la obsesión de mi madre con "apagá la luz y lee mañana de día, con la luz del sol que sino se te gastan los ojos" (sic).

    Mi top 3:

    1) "Misterio de la momia" : los 3 investigadores reciben una carta de Hitchcock contándoles que un amigo arqueólogo está trabajando catalogando algunas cosillas de Egipto y-----una ...
    Categorías
    Sin categoría
  3. Cinco cosas de las que me arrepiento y me avergüenzo

    Sí. He tenido esos raPtos en los cuales me avergüenzo profundamente de mi sentir, de mi hacer, pero también lo justifico (con la benevolencia que suelo tener para conmigo, claro está) de manera sencillita : "he sido arrastrada por la desesperación que me provoca este mundo enajenado, en que me ha tocado en suerte nacer, arrastrada vigorosamente por la incertidumbre de lo incierto hasta llegar a la demencia, nada más".

    A saber:

    1) Cuando algunos de los bestias de la defensa de Peñarol le meten una plancha absolutamente antideportiva al rival de turno, si estoy en el Estadio alentando, es fija que grito como bilardista (y más de una vez he sorprendido a algunas de mis mismas): "tapenlo con diario" "matalo matalo" "levantate cagón" "quebralo, quebralo".

    2) Cuando toca acto escolar y todo el perequetengue de madrugar un feriado, aprontar a Cami y entonar el himno, la desesperación va increscendo a medida que avanza el discurso de la directora, cuando no de la inspectora (peor que peor). Discursete lleno de lugares comunes y sensiblerías varias que ha logrado hacerme codear a algunas/os madres/padres/tutores en pleno acto y comentar "más o menos ya todos sabemos por dónde fue la cosa, sabemos qué se celebra el 18 de Julio, es necesaaaario madrugar para escuchar tres obviedades con aires solemnes de parte de una vieja autocomplaciente, ponele!". Y reirnos como gurises de 6 y recibir chistazos de otros/as madres/padres/tutores y hasta de algún abuelo/a, como mi santa madre que suele indignarse y hacerme cara de "cuando lleguemos a casa vas a ver".

    3) Durante todo el mundial de rugby del año pasado guardé la secreta esperanza de que los pumas se extinguieran simil los dinosaurios. OJO: nunca quise que desaparecieran las personas en sí, sino la especie, la disciplina, capaz? No soporto ese "deporte" esquizofrénico de gordos que se ...
    Categorías
    Sin categoría
  4. Banderas y Estadísticas

    Hace unos años recibí por e-mail una serie de banderas que graficaban con sus propios colores, alguna estadística impresionante, de los paises que representaban.
    No recuerdo el autor, ni el medio en que fú publicado originalmente. Me parece valiosísimo y una manera contundentemente creativa de recordarnos las abismales diferencias que existen en nuestro planeta.







    Categorías
    Sin categoría
  5. La marca en el orillo

    por - 30/06/2008 a las 11:05 (En el Limbo con la Perra Latosa)
    Como todavía no me cascotearon el rancho y aprovechando que en la fecha estoy guardada en casa voy a realizar un nuevo aporte para mis lectores (?).

    El tema a abordar es uno que hace tiempo tengo ganas de hacerlo pero que al final siempre quedaba en la mera perspectiva mental*.

    Pero con motivo del descubrimiento de lolis:
    http://www.webconferencia.net/patio-...286041-14.html se reanudaron en mí las ganas de encararlo: cual es, el de los copycats, de las personas que voluntariamente imitan a otras.

    No sólo en los foros sino también en la vida. En realidad cuando pensaba en el tema pensé más en la segunda opción sin desdeñar la primera.

    A modo de ejemplo, quienes cuentan con algunos años encima, quizás hayan visto esta peli



    Es un thriller que versa sobre todas las desgracias que padece una joven y promisoria diseñadora que decide compartir su depto con otra para dividir gastos. Paulatinamente la inquilina comienza a adoptar actitudes raras y convertirse en un reflejo, una copia de aquélla y en consecuencia, a apropiarse no sólo de sus espacios sino de su vida. No les cuento más por si no la vieron aún y algún día -en que no estén muy pretenciosos- deciden hacerlo. Pero es bastante inquietante.

    Lo de "Copycat" viene de otro thriller en el que el homicida emulaba a los asesinos seriales más reconocidos.

    En sí para el tema que nos convoca lo que importa es la sensación que tiene el/la copiado/a ante su copia.

    Ojo tal vez sea sólo una mera casualidad el descubrir cosas propias en otro, pero hay una impronta que todos tenemos que se traduce en gestos, expresiones, en fin, esas cosas que nos distinguen cuyo mérito principal no es necesariamente el de la genialidad sino el que surgen por generación propia, que fueron construidos en base ...

    Actualizado 30/06/2008 a las 12:06 por Connie

    Categorías
    Sin categoría

Iniciar sesión

Iniciar sesión