Mostrar feed RSS

En el Limbo con la Perra Latosa

  1. ¡Abracadabra!

    por - 09/10/2008 a las 10:19 (En el Limbo con la Perra Latosa)
    Desde que era pequeña he envidiado a los objetos, animados e inanimados, objetos al fin. El motivo de esa envidia era ni más ni menos la capacidad de estar insertos y a la vez, ajenos del mundo. Estaban allí, cumplían sus funciones específicas o simplemente vivían, pero abstraídos de problemas y yo tenía unos cuantos, en especial para manifestarme con palabras.


    "¡Mirá qué preocupado estoy!=P"

    "Chicos chicos, problemas chicos, chicos grandes, problemas ídem" y en efecto, en cada etapa de nuestra vida vamos enfrentando distintas pruebas que van aumentando en complejidad y que nos van moldeando el carácter en el camino a la madurez no siempre acabada.

    Pero en ese proceso, desde siempre, me han ido acompañado palabras mágicas: desde un arrorró para que conciliara el pícaro (?) sueño, el "sana, sana", para cuando sufría alguna herida, y a así al compás de mi crecimiento fui incorporando cada vez más palabras y frases en el glosario de mi vida.

    Palabras y frases que nunca requirieron mayor explicación, sabía o intuía para qué estaban y cuál era su función. ¿Y dónde está la magia? Pues precisamente, en que surten efecto más o menos inmediato en nuestra conducta.

    "Pido gancho, el que me toca es un chancho!" bastaba para que, jugando a la mancha y ante tal ominosa promesa, el manchador (¿así se dirá?) se detuviera en seco. También había variaciones con agujas y brujas.
    Zapatillas de gomas, piedra libre, en fin, mediante el juego muchas de esas frases y palabras comenzaban a surgir.

    Arribada la pubertad, las palabras y frases nuevamente volvieron a ser protagonistas pero esta vez acompañadas a nuevas sensaciones. "¿Querés salir conmigo?" me dijo el chico por el cual secreta pero no tan discretamente me derretía. ...
    Categorías
    Sin categoría
  2. Pinchando globitos

    por - 03/09/2008 a las 14:10 (En el Limbo con la Perra Latosa)
    En estos días en que desde los medios audiovisuales y gráficos nos bombardean permanentemente con casos de violencia infanto-juvenil en las aulas y en donde miles de opinólogos profesionales y de la vida arriesgan sus hipótesis más variopintas del fenómeno y, a su vez, presenciamos y presentamos quejas respecto de las molestias que las inobservancias de terceros (jamás propias ¬¬) a las normas legales o las que el sentido común imponen nos provocan, en paralelo me encuentro con dos ejemplos que someto a vuestra consideración y eventual opinión.

    El primero de ellos es la nueva campaña de imagen adoptada por Cartoon Network


    Bajo el lema "Hacemos lo que queremos" la agencia de Ramiro Agulla y Carlos Bacceti intentan demostrar a su audiencia que esta señal, precisamente, hace lo que quiere.

    Cuando la ví me hizo "ruido" el mensaje pero como no es la señal más consumida en casa, lo olvidé hasta que uno de estos días charlando con una colega con niños me dice más o menos con estas palabras "¡Estoy indignada! ¿Viste los institucionales de CN? ¿Qué significa "Hacemos lo que queremos"? ¿Significa que los pendejos (SIC) pueden hacer lo que quieren?" Y ahí fue que recordé que esa fue la frase que otrora me había causado cierta incomodidad.

    Es una frase que si la escuchara al voleo diría que es una afrenta, un desafío a alguna orden u autoridad. En el mejor de los casos me resulta ambigua, pero viéndola en el contexto, analizando qué es lo que pretende transmitir la señal, etc. etc. puedo entender -desde mi visión de adulta- que lo que se procura mostrar es que mientras los demás (la competencia) hacen lo que pueden, ellos pueden hacer lo que quieren porque no tienen límites –en la creatividad estimo-, pero no puedo dejar de preguntarme con qué sentido lo interpretan los menores que lo consumen. Y ...

    Actualizado 03/09/2008 a las 23:52 por Connie

    Categorías
    Sin categoría
  3. ¿Qué culpa tiene la lora?

    por - 26/08/2008 a las 22:58 (En el Limbo con la Perra Latosa)
    Para que yo me ande metiendo con sus genitales...

    Es decir, no es que me haya transformado en ginecóloga de tales ¿mascotas? sino q mi insulto favorito suele ser aquél q alude al aparato reproductor de aquélla y hoy como tuve un día complicado ¬¬, a esta hora en la que ando de balances llegué a la conclusión de que lo proferí en numerosas oportunidades en la fecha.

    A saber:

    -Se me trabó la impresora

    -Perdí la tarjeta de débito. Me dí cuenta en la farmacia justito el día en que se me vencía la receta.

    -No encontraba la mermelada que ya había abierto(estaba en la alacena ¬¬)

    -Mis viejos perdieron mi partida de nacimiento y ahora debo hacer un trámite extra (y oneroso) para obtener copia, lo cual me dilata el que vengo llevando a cabo.

    Entre otros etcéteras, de mayor o menor relevancia....

    Pero no viene al caso. Lo que sí es que sin importar el mérito del asunto -y como buena boca sucia que suelo ser - cada dos por tres solté la frasecita injuriadora de hembras de los loraceos (?).

    Ahora, tan trascendental evento (!) no puede perderse sin que le rinda honores (bueno sí, totalmente pero a mí se me cantó abrir un thread Ah re!)....así pues que me puse a pensar el porqué tenemos siempre q apelar a los genitales femeninos y no a los masculinos cuando queremos insultar, eh? No es que me declare feminista pero me llama la atención que la mayor parte de los improperios usualmente tienen un tufillo misógino.

    Nadie -y me incluyo- dice "pero porqué no te vas un poco al pene (?) del loro (pato, palomo o coso alado)? Es más: ¿Alguien puede ratificar que tengan su sexo igual al de los mamíferos? Porque ojo, aunque también a veces aludo a las vacas, acá no habría problemas de identificación pero en el caso de marras....¿Alguien anduvo constatando por debajo de las plumas como para poder dar plena fe de ello? ...

    Actualizado 26/08/2008 a las 23:30 por Connie

    Categorías
    Sin categoría
  4. ¿Para cuándo Royal Canin?

    por - 12/08/2008 a las 11:32 (En el Limbo con la Perra Latosa)
    En Webconf. 3 hay que estar precavidos.

    En forma conjunta con los magníficos adelantos tecnológicos, se han presentado una serie de eventos anómalos, desde usuarios cero pasando por la implantación arbitraria de pendorchos y banderitas ¬¬ hasta arribar a la novedad de los auspiciantes. Acá no te podés dar la vuelta que algo te zampan .

    Pero me han entretenido -y mucho- algunos que he visto en perfiles amigos.

    Yo tengo vistos tres en el mío: uno de marketing (o algo así) otro de Reparto de flores, y uno de una FM (?). ¿Ustedes?



    Connie (versión: Les das el nick, y te toman el perfil!)

    Actualizado 13/08/2008 a las 09:30 por Connie

    Categorías
    Sin categoría
  5. Ni el loro

    por - 07/08/2008 a las 18:11 (En el Limbo con la Perra Latosa)
    Otra que los Expedientes X del Nani! La vez pasada él nos narró en su blog una serie de experiencias paranormales (?) que había vivenciado en este sitio.


    Ahora, yo no sé si esto encuadra como aquéllas, pero si éste no es misterio díganme qué es.


    <?xml:namespace prefix = o ns = "urn:schemas-microsoft-com:office:office" /><o:p></o:p>
    <o:p></o:p>


    Cero usuarios. No estaba ni el dueño de casa, ni un mísero lurker….¡Ni yo!

    <o:p></o:p>

    ¿Cómo hice para tomar la captura si yo no estaba? Capaz que soy un alma en pena, una "lucecita", un ente.....¿Qué soy si ni siquiera figuro como usuario?

    Connie (¡no vale completar con guarangadas! ¬¬)

    Actualizado 07/08/2008 a las 19:19 por Connie

    Categorías
    Sin categoría
Página 1 de 5 12345 Último

Iniciar sesión

Iniciar sesión