"Estoy tranquilo y contento. Espero que a Botineras le vaya bien, pero no es algo que me preocupa demasiado, porque el rating no me modifica en nada”, comentó Nicolás Cabré a horas del debut de la nueva ficción de Telefe. “Ojalá que a la gente le guste y del rating que se preocupen los productores".


"Nosotros nos divertimos mucho, desde el primer día de grabación no paramos de reírnos”, dijo en móvil con "AM" (Telefe). Y sobre las exigencias físicas para interpretar a un futbolista, Cabré declaró:“me mandaron al gimnasio, pero después desistieron y me dijeron, mejor no vayas más si no querés. Se dieron cuenta de que conmigo los músculos no funcionan".Así definió a Chiqui Flores, su personaje en la tira: “es un atorrante importante. Mucha risa pero cuando te das vuelta no sabés qué puede disparar”. Sobre el mundo de las Botineras: “sé que va a haber susceptibilidades, y que por ahí nos quedamos cortos o le damos en el blanco con el tema. Pero es un programa de televisión. El Chiqui la pasa muy bien y no se puede quejar de nada. Ningún personaje es ni tan bueno, ni tan malo. El Chiqui es caprichoso, mujeriego, tramposo, y las discusiones con Marga (Macedo) son particulares y graciosas. Con Mia (Gaetani) se produce un histeriqueo. Grabamos con el Bambino Veyra, nos reímos mucho con él, hasta remató las escenas solo y yo no podía haberlo hecho mejor”.

Puro Show