Buffy Summers, hija de Hank y Joyce Summers, debe enfrentarse a temprana edad con una terrible revelación: ella es la cazadora de vampiros, la elegida en su generación para enfrentarse a las fuerzas del mal. Por otra parte, los cambios que esto produce en su vida se multiplican cuando sus padres se divorcian, y como consecuencia se ve forzada a dejar toda su vida pasada atrás. Se muda entonces de Los Ángeles a la ciudad de Sunnydale, en California, donde su madre encuentra trabajo en una galería. Ahí llega la heroína, dispuesta a olvidar su pasado, sus problemas en su antigua escuela (de donde es expulsada), y, sobre todo, de su deber.
Con ese anhelo de ser "una persona normal", Buffy se encontrará con que su llegada a Sunnydale no fue un accidente, pues allí la espera su nuevo Vigilante, Rupert Giles, quien ocupando el puesto de bibliotecario de su nueva escuela, está dispuesto a guiar a Buffy en su interminable lucha. Muy a su pesar, Buffy se ve obligada a asumir su posición cuando la vida de sus nuevos amigos se encuentra amenazada, y de a poco Buffy comienza a desarrollar sus habilidades, mientras por otra parte desarrolla grandes amistades y una pequeña pero aceptable vida social, un arma infalible con la que ninguna Cazadora había contado jamás, arma que finalmente le permitirá asumir su destino.
Un elemento en su vida, sin embargo, producirá en Buffy un gran cambio, y es la aparición de Angel, un vampiro condenado a cargar con su alma, para padecer los tormentos por los pecados cometidos en el pasado. Este vampiro es en realidad enviado para ayudar a Buffy, para balancear las fuerzas del Bien y el Mal. Sin embargo, el amor que nace entre ellos se convierte en un riesgo, pues la maldición realizada sobre Angel tiene como fin que éste jamás experimente la felicidad plena. Al comprender que al lado de Buffy representa un riesgo para ella y para los suyos, debe enfrentarse a la difícil decisión de abandonar Sunnydale, y retirarse a Los ángeles, para padecer sus nuevos tormentos y enfrentarse al mal muy a su manera.
Una destrozada Buffy debe madurar y emprender un nuevo camino, plagado de nuevas y complicadas relaciones amorosas, la nueva vida universitaria, la muerte de su madre, la inevitable madurez, y la aparición de una misteriosa hermana menor. Estos elementos cambiarán la vida de Buffy obligándola a asumir una nueva posición por sobre su deber. Un camino en el que tropezará varias veces, pero en el que finalmente hallará la solución a todos sus problemas: La Elegida, la única Cazadora de Vampiros, enfrentándose sola contra las fuerzas del mal.
Finalmente vuelve a su vida Spike, con una especie de amor-odio que los lleva a la más apasionada relación de la serie. Tras la muerte de Buffy y su posterior resurrección, se siente sola y aislada y se refugia en Spike, que por su amor va en busca de un alma.
Al final de la última temporada, se da aconocer que el origen de la cazadora fue un experimento llevado a cabo por un grupo de hombres llamados los ancianos, quienes tomaron a un niña y en contra de su voluntad, transformaron parte de su alma en escencia de demonio, creando así a la primera cazadora, defecto espiritual que se transmite automáticamente cuando fallece a determinada joven de la siguiente generación.


Además de Buffy, la protagonista, hay que destacar a:
Rupert Giles, su Vigilante ('Watcher' en inglés), un Inglés enviado por el Consejo de Vigilantes a Sunnydale para guiar a Buffy Summers, escondiendo también su identidad, bajo la apariencia del bibliotecario de la Escuela, que será durante las primeras temporadas en el centro de reuniones de la Cazadora y la 'Scooby-Gang'.
Giles ejercerá gran influencia sobre la vida de la Cazadora. Además de entrenarla y supervisarla, cumpliendo con sus tareas de consejero, desarrollará con Buffy una relación de padre-hija, ante la ausencia del padre de ella. Esta relación comenzará a afectar sus decisiones y su criterio, y el Consejo decide finalmente relevarlo de su cargo, provocando posteriormente que la misma Buffy renuncie al Consejo, quedando así sola, a su criterio y el de Giles, quien de a poco se volverá figura paterna de todo el grupo.
Giles se enfrenta con sus propios demonios: una tortuosa infancia y adolescencia, obligado a asumir el deber de Vigilante; sus años de rebeldía que luego lo acosaran siendo ya adulto; su relación amorosa con Jenny Calendar, una profesora de Computación que es finalmente asesinada por un Ángel sin alma. Por otro lado, la eterna lucha por guiar a Buffy, debiendo muchas veces preguntarse si realmente ella lo necesitaba, y obligado por otro lado a verla caer y no poder levantarse, y no poder hacer mucho por devolverla al camino indicado.
Xander [Alexander Lavelle Harris], era el clásico payaso de la Preparatoria de Sunnydale, hasta que la llegada de Buffy a la ciudad lo puso en un nuevo lugar. Eternamente rechazado por los miembros del sexo opuesto, 'Xander', Willow y Jesse eran sus mejores amigos, hasta que las circunstancias (léase 'Llegada de Buffy a la ciudad') acabaron con la vida de Jesse, y con el eterno anonimato de los otros dos.
'Xander', a diferencia del resto de los personajes, no tiene un origen sobrenatural, o un don, ni está llamado para grandes cosas. Y aun a pesar de eso, es una pieza fundamental del grupo. Él es el único que puede 'ver' a los otros, y es el primero en advertir cuando alguien necesita ayuda. Es notorio en las primeras temporadas como, a pesar de su falta de dones, nunca titubeó y siempre fue el primero en levantarse de su silla para ayudar.
En cuanto a las relaciones, 'Xander' se enamora perdidamente de Buffy en cuanto esta aparece por primera vez. Sin embargo, este 'amor a primera vista' se convierte en una duradera amistad, y el interés de 'Xander' pasa por Cordelia, la chica popular, para terminar dándose cuenta que está enamorado de Willow. Su relación, sin embargo, nunca pudo ser, pues Willow tenía otras cosas en mente. Finalmente 'Xander' conocerá a Anya, la ex-demonio de venganza. En un giro inesperado, el aparentemente inmaduro del grupo 'Xander' se compromete con Anya, para luego acobardarse y plantarla en el altar.
Ante el riesgo de arruinarle la vida a su enamorada a causa de una mala decisión, 'Xander' decide echarse atrás, con diversas consecuencias. Sin embargo, donde hubo fuego, cenizas quedan. Anya se va, pero queda muy claro que 'Xander' jamás la olvidará.
Willow Rosenberg es presentada como la clásica chica tímida y estudiosa, pero que esconde para sí misma una gran personalidad. Al igual que le ocurrirá a su mejor amigo, 'Xander' Harris, será la llegada de Buffy a Sunnydale el disparador de los grandes cambios que enfrentará en su vida.
Eternamente enamorada de 'Xander', Willow de a poco se descubrirá a sí misma, y en su tortuoso camino para ayudar a su amiga en su cruzada contra mal, la tímida chica comenzará a experimentar con las magia, y pronto advertirá que posee un gran poder; un poder que le será muy difícil controlar.
Luego de un frustrado romance con 'Oz' (Seth Green), el músico y hombre-lobo, Willow descubrirá en la universidad a un personaje fundamental en su vida: la joven Tara, con la que iniciará una relación romántica, al principio a espaldas de sus amigos y más adelante de forma abierta, llegando a definirse como lesbiana.
Sin embargo, cegada por su gran poder, Willow perderá a su amada Tara, y la recuperara finalmente para volverla a perder. En un emotivo episodio, Willow no podrá contenerse, no esta vez. Muchos personajes queridos se van a causa de la fuerzas del mal, que jamás se rinden. Pero esta bruja no lo soportará, y Willow se perderá en sí misma, arriesgando todo lo que alguna vez había querido, enfrentádose con sus propios amigos, con la mismísima cazadora, y rindiéndose en lágrimas en los brazos del siempre leal 'Xander', su mejor amigo, el único recuerdo de aquellos días normales... Los días en que era una tímida estudiante de preparatoria. Willow se inicia en la magia, y acaba siendo una bruja muy poderosa, enfrentándose a sus propios problemas de personalidad y de carácter, para acabar re-descubriendo su identidad sexual.
Estos son los personajes principales, aquellos que acompañaron a Buffy de principio a fin. Es sólo al final que el espectador advierte que todo estaba destinado: todos ocupan una parte fundamental en el gran final de la serie, que no es más que un principio para todos los demás