Vidas paralelas


Carlitos Nair y Carlitos Menem Jr.

Es inevitable, a esta altura, parangonar la vida de los dos hijos varones de Carlos Menem. Una historia en común, con similitudes y diferencias, ligada a una herencia familiar que acaricia los límites y excesos.



Casi un año atrás, Carlitos Nair Meza no existía para los argentinos, al menos como el hijo de Carlos Menem, el dos veces presidente de nuestro país. Tal vez la poca dedicación al tema hizo que se obviara que la justicia, a través de un ADN, lo había reconocido como hijo del ex primer mandatario. Quizá, las presiones políticas y los acuerdos con los medios no lograron instalar la noticia.



En tanto, la casa de Gran hermano famosos fue el puntapié inicial para que Nair sea reconocido públicamente como el heredero de Menem, pese a la hostilidad de su hermana Zulemita.



Desde la aparición de Carlitos por el programa que condujo Jorge Rial por la pantalla de Telefe, la historia dio un vuelco completo y la vida de los Menem no volvió a ser del mismo modo. Incluso, cuando el programa promediaba y el morocho se postulaba como un candidato a llevarse el juego, su padre rompía al silencio y decía: "Hace falta que lo reconozca, si tiene un parecido indiscutido. Sí, es mi hijo".



Y no se equivocada, Carlos es un calco de su padre y también posee las misma facciones que sus hermanos, Zulemita y el ya fallecido Carlitos Menem Jr.



Desde entonces, el joven pasó a tomar un protagonismo inesperado y su paso por Buenos Aires lo vinculan a la noche, las mujeres y los excesos. Tal es así que hace pocos días vivió un triángulo amoroso con Fernanda Vives y la melliza griega Stefanía Xipolitakis.



Pero, sin duda, en las últimas horas fue el protagonista de la escena pública al verse involucrado en un terrible siniestro que podría haber finalizado con su vida: chocó en General Paz contra una columna de contención mientras circulaba con su Porsche de 80 mil dólares.



Desde entonces, resulta inevitable comparar las vidas de los dos heredero de la máxima figura de los `90 en lo que se refiere a política, el brazo armado de un modelo neoliberal que el continente decidió expandir al máximo y que éste implementó en nuestras tierras.



Hay tan solo dos diferencias entre Carlitos Nair y Carlitos Menem Jr. La primera de ellas es que Nair es hijo de una relación casual entre Martha Meza y Carlos Menem, y Menem Jr es productor del supuesto amor de Zulema Yoma y el mencionado ex mandatario. La segunda es que no son contemporáneos y que Carlitos Jr encontró la muerte de muy joven sin saber, siquiera, de la existencia de su medio hermano.



Carlos Menem Jr., Carlitos, murió el 15 de marzo de 1995 junto al corredor de autos Silvio Oltra durante un viaje en helicóptero, a los 26 años de edad.



Las pericias determinaron que el aparato cayó al embestir cables de alta tensión pero su madre insistió siempre en que su hijo había sido atacado por proyectiles y que el propio gobierno estaba ocultando las pruebas del hecho, pues según su versión, la muerte de su hijo fue planeada por el entorno del presidente.



Su vida estuvo ligada a la noche, a las mujeres y a los fierros, legado de su padre que también tuvo esa fama de tener estas tres debilidades.



Años después, Nair parece copiar al pie de la letra la vida de su hermano. Ya corrió en autos, tuvo más escándalos con mujeres que Daniel Tota Santillán y vive al límite, en la noche y con amistades que se prestan al cuestionamiento, sin mencionar que ambos fueron empleados de su padre en el poder político.