Lo impensado


Carlos Nair se recupera con mimos de "las Zulemas"


Apenas se enteró del accidente de Nair, su hermana partió rauda al hospital y casi no se despegó de su lado desde el jueves pasado. También lo visitó Zulema Yoma, que está en contacto con el hijo de su ex marido desde agosto del 2007.

Envuelto en su propio escándalo por el pedido de detención por encubrimiento en la causa AMIA, Menem apenas lo llamó para interesarse desde La Rioja. Afuera de la habitación, Fernanda Vives y las hermanas griegas se disputaban el rol de enfermeras.




Parecía imposible de imaginar en los tiempos en los que el hijo extramatrimonial de Carlos Menem era un secreto bien guardado en Formosa, pero hoy el círculo íntimo de Carlos Nair Meza lo integran no sólo su hermana Zulemita sino también la ex esposa de su padre, Zulema Yoma.


"Hay que cuidarlo porque él no tiene mamá", le había dicho la ex primera dama a al diario Perfil unas semanas antes del accidente que el mediático vástago protagonizó este jueves.


Ayer a la mañana le dieron el alta en la clínica de Los Arcos y partió con su hermana rumbo a un encuentro familiar: "Estuvo un rato en casa con mi hijo Luca y con mamá, después lo llevé a su departamento", detalló Zulemita como si sus relaciones fraternales siempre hubiesen seguido los consejos del Martín Fierro.


Más allá de sus pretendientes, la mujer que más tiempo pasó a su lado fue Zulemita, que llegó alertada por un llamado del periodista Daniel Tognetti. "Me enteré cuando me empezaron a llamar los medios. Y como con cualquiera de la familia, corro cuando me necesitan", explicó.

Volvió el jueves a la tarde junto a Zulema y nuevamente el viernes para acompañarlo en el alta. A la salida tuvieron que enfrentar las preguntas de la prensa a partir del pedido de detención de Carlos Menem por una derivación de la causa AMIA. "Es absurdo", espetó el nuevo hijo pródigo. (Fuente: DiarioPanorama.com )