Mostrar feed RSS

En el Limbo con la Perra Latosa

Strangers in the bondi

Calificación: 5 votos, 5.00 promedio.


La vez pasada, viajando parada en la línea 17, me tocó presenciar un momento gracioso: Un señor que viajaba plácidamente dormido, bruscamente pegó un grito a la par que agitaba sus brazos como aspas hacia los lados provocándole tremendo susto a su compañera –accidental- de asiento (así contado seguro no tiene tanta gracia como el presenciarlo =)). Evidentemente tuvo algún sueño o pesadilla que lo sobresaltó.
<?xml:namespace prefix = o ns = "urn:schemas-microsoft-com:office:office" /><o:p></o:p>

La cosa es que, inmediatamente y vaya a saber porqué designio, todos quienes íbamos parados junto a esa hilera de asientos nos cruzamos una rápida mirada, una sonrisa cómplice hasta derivar en una risa ahogada en nuestros ya agotados brazos. La cosa es que mientras duró el periplo cada vez que nos mirábamos volvíamos a tentarnos estableciendo una especie de complicidad ad hoc.
<o:p></o:p>
Eso me llevó a pensar en las múltiples relaciones esporádicas que establecemos en el día a día con otros seres de los cuales poco y nada sabemos.

Trazando un caprichoso paralelo empresarial, podría decirse que es una suerte de UTE (Unión Transitoria de Empresas) pero humana, una afinidad, una afectio no buscada deliberadamente en este caso, pero encontrada.

<o:p></o:p>
Y recordé en cuántas oportunidades nos ocurre que sentimos la complicidad del otro para manifestar nuestro desagrado o nuestra gracia o simplemente para hacer más llevadero el momento. Con caritas de fastidio, con gestitos de “¡qué hambre!” (mordiendo con los dientes superiores el labio inferior), con muecas, risas e incluso palabras para compartir nuestro agobio o alegría del momento, todos esos recursos dispuestos para comunicarnos con nuestros involuntarios cómplices .


<o:p></o:p>
<o:p></o:p>

Filas de Bancos, de bondis, trámites varios, salas de espera de médicos, accidentes, en fin, todos esas ocasiones se presentan propicias para el nacimiento de estas relaciones que por lo general están destinadas a perecer, desvaneciéndose ni bien termine el acontecimiento que nos convoca.
<o:p></o:p>
Hasta incluso pueden llegar a prolongarse por unos días. Aunque quizá no estemos ante el mismo supuesto. En esta línea de ideas recuerdo mi viaje a <?xml:namespace prefix = st1 ns = "urn:schemas-microsoft-com:office:smarttags" /><st1:PersonName w:st="on" ProductID="la Isla Margarita">la Isla Margarita</st1:PersonName> y las cuatro parejas con la que rápidamente establecimos camadería. Ibamos de aquí para allá compartiendo rutas y tiempo, divirtiéndonos como si hubiéramos sido compinches desde siempre, prometiéndonos reuniones para el regreso, en fin, la pasamos bárbaro pero de los encuentros prometidos sólo se concretó uno y nunca más nos volvimos a ver. Y así debía ser supongo, pues volvimos a vivir esa época de la infancia en que nuestros ocasionales compañeros de juego establecíamos una amistad que duraba lo que perdurara el juego.

Tácitas o explícitas; fútiles o trascendentes; exiguas o no, sin dudas tienen la virtud de compartir nuestro sentir en las vicisitudes cotidianas, de ser testigos de nuestra futura anécdota para ser narrada a aquéllos que comparten mucho más tiempo en nuestras vidas, de estar en una efímera empatía. Este es el homenaje que les rindo que, como lo amerita su naturaleza, sólo dura un post.

Connie (chofeeeer! yo me bajo en la próxima)

Actualizado 01/07/2008 a las 18:14 por Connie

Categorías
Sin categoría

Comentarios

Página 1 de 2 12 Último
  1. Avatar de Orwell
    Y los que compartieron esa anécdota que nuestros más cercanos afectos no nos terminan de creer ¿Dónde se metieron, eh? Necesitamos su testimonio para lavar nuestro buen nombre y honor, o incluso para desalentar a los que nos quieren internar en la habitación contigua a Charly.
  2. Avatar de Connie
    Es cierto.

    Me ha ocurrido muchas veces que ni yo me creía el relato. Estaría bueno implementar el intercambio de datos personales "por si".

    Connie (mientras nuestro testigo no sea el gallego...)
  3. Avatar de Marce
    Me dejaste con una sonrisa Connie (lastima que me cambiaron mis caras favoritas y no puedo encontrar la que quiero poner asi rapidamente como fluyen las palabras).... Estas situaciones que describis, estas complicidades temporales y atemporales... tambien se viven a la distancia.. muchas veces cuando los leo o escribo imagino las caras de los demas... desde el gesto mas bonito hata el mas exasperante pasando por todos los demas....

    Me hiciste viajar en bondi que hacia mucho que no viajaba, me pare en la cola del Banco y hasta me imagine un bar en una esquina con un mozo llevando en su mano una bandeja plateada...

    Tu viaje me recordo a uno mio a Brasil y las parejas que conocimos y el aleman que se quedo a vivir alla porque le gustaba y vendia semillitas para el amor... Todo esto... en lo que duro el texto y un ratin despues... ya que aca estoy recordandolo...

    Eso si... a los que me quieren internar al lado de la habitacion de Charly, les digo... yo le canto a el y despues rompo todo, rompo.

    Chin pum sentipensante que hace rato no veo ni a Lua ni a Sandrix
  4. Avatar de Connie
    Es cierto. Yo también las extraño Marce.

    Yendo al tema que nos convoca, me alegra que te haya ayudado a evocar lindas imágenes. Creeme que viajar no es tan lindo ni romántico. =S

    ¿El alemán fue solo? Y la jermu?
  5. Avatar de lolis
    Mi vida últimamente gira sobre sensaciones y anécdotas infantiles...que deprimente....pero te voy a decir que es lo primero que se me cruzó por la cabeza... después de leerte:
    Hace unas semanas terminé en Mac Donalds luego de llevar a Delfina a ver una soporífera película infantil.
    Ella trago rápido su cajita feliz y luego se fue al pelotero , hablaba con todo el mundo y corría detrás de todos los chicos que habia y ellos corrían detras de ella. Jugaban juntos como si se conocieran de toda la vida.
    Nena, nena! gritaba... A QUE NO ME AGARRAS!?!!!!!!! todos nuevamente a correr, todos subían y todos bajaban.
    En un momento que vino a tomar agua yo le dije: ¿cómo se llama esa nena? y me dijo... no se...mami! y le digo preguntale! y me dice... no me importa!. Y claro... si no se estaban jurando amistad eterna, lo único que hacían era bajar por el tobogán, todos se llamaban nene o nena y nada mas les importaba....A la hora de despedirse no hubieron teléfonos ni adioses...
    Creo que tu situación del "glorioso y odiado" colectivo 17, se relaciona con la forma mas básica y pura de relacionarse con la gente, como los chicos, solo por sensaciones, sin pensar en presentaciones ni intereses o desconfianzas.
  6. Avatar de Connie
    Mi vida últimamente gira sobre sensaciones y anécdotas infantiles...que deprimente....pero te voy a decir que es lo primero que se me cruzó por la cabeza... después de leerte:
    Hace unas semanas terminé en Mac Donalds luego de llevar a Delfina a ver una soporífera película infantil.
    Ella trago rápido su cajita feliz y luego se fue al pelotero , hablaba con todo el mundo y corría detrás de todos los chicos que habia y ellos corrían detras de ella. Jugaban juntos como si se conocieran de toda la vida.
    Nena, nena! gritaba... A QUE NO ME AGARRAS!?!!!!!!! todos nuevamente a correr, todos subían y todos bajaban.
    En un momento que vino a tomar agua yo le dije: ¿cómo se llama esa nena? y me dijo... no se...mami! y le digo preguntale! y me dice... no me importa!. Y claro... si no se estaban jurando amistad eterna, lo único que hacían era bajar por el tobogán, todos se llamaban nene o nena y nada mas les importaba....A la hora de despedirse no hubieron teléfonos ni adioses...
    Creo que tu situación del "glorioso y odiado" colectivo 17, se relaciona con la forma mas básica y pura de relacionarse con la gente, como los chicos, solo por sensaciones, sin pensar en presentaciones ni intereses o desconfianzas.
    ¡Qué linda e inspirada reflexión final Lolex!

    Evidentemente camino a la adultez nos vamos cargando de prejuicios, especulaciones y recomendaciones varias que nos impiden establecer esa clase de vínculos y disfrutarlos sin resquemores. En general, todo tiende a tener un porqué.

    Porque si te ponés a pensar, es recién a partir de la pubertad en donde empiezan a advertirse esas señales. Tomemos al beso como paradigma: Cuando se es muy pequeño en lugar de besos se dan "picos", luego se pasa una etapa en la que los besos comienzan a darse en la mejilla con ruidito y todo , ya en la pubertad directamente se despojan de gestos afectuosos hacia padres o amistades, cuanto mucho -y de puro compromiso como te lo hacen sentir- te ofrecen la mejilla. Ya en la adultez los saludos son muy medidos y ofrecidos de acuerdo a quien tenemos en frente.

    Pero de alguna manera y como bien retratás, esas relaciones esporádicas se constituyen -de alguna manera- en una forma de volver a esa etapa de inocencia.
    Actualizado 01/07/2008 a las 23:02 por Connie
  7. Avatar de Orwell
    No da jugar a la escondida con cualquier poligrillo. Mirá si te toca salvar para todos los compas y se te entreveró un forastero que vive del otro lado de la estación.
  8. Avatar de Connie
    Peor es jugar a las escondidas y no saber con quien.
  9. Avatar de Orwell
    Peor es jugar a las escondidas y no saber con quien.
    ¿Y ahora quién garpa el analista?

    Eso me inspiró una canción:
    zapatilla de goma, el que no se escondió se embroma. Pero no se quièn es. NI si se escondió. Ni si se embroma. O no.


    ...tengo hasta ahí.
  10. Avatar de Connie
    Esta buenísima!

    A todo esto, nada que ver (como siempre) pero en tu época cómo le decían ¿Pica o Piedra Libre?

    Connie (Existían las piedras? )
  11. Avatar de Orwell
    Yo era de la edad de piedra.

    Lo de Pica creo que vino con los romanos.
    Nosotros contábamos hasta cien en la piedra, redondeábamos alertando nuestra inminente salida a buscar a los escondicos con la fórmula: Zapatilla de goma, el que no se escondió se embroma.
    Al descubrir a alguien consignábamos: Piedra libre Montoto en el coso de las garrafas.
    Y cuando teníamos la posibilidad de encarnar al heroe libertario, pues nos habíamos escondido tan bien, que casi nos olvidaban, arremetíamos a toda carrera al grito de piedra libre para todos los compañeros o compas. Y efectivizabamos el salvataje llegando a la piedra antes que el que contaba.
  12. Avatar de Connie
    Lo de Pica creo que vino con los romanos.
    Nosotros contábamos hasta cien en la piedra, redondeábamos alertando nuestra inminente salida a buscar a los escondicos con la fórmula: Zapatilla de goma, el que no se escondió se embroma.
    Ya habían inventado la goma?

    Connie (¿contabas en números romanos o en jeroglíficos? )
  13. Avatar de Orwell
    Vayamos aflojando con los chistes que la presbicia y otros achaques, van minando no solo la salù, si no tambien el humor.
  14. Avatar de Connie
    Lo que necesita(mos) es un buen descanso nomás. Seguramente este nuevo emprendimiento blogeril que ha decidido encarar en la fecha lo debe tener exhausto. Como diría Moria, es difícil debutar los días martes con los nervios del estreno y demases ¿No mi chiquito?

    Al final me voy a tener que hacer amigas de los Jonas Braders. Eshos shi ke apresian shicas como sho.
  15. Avatar de Ponsho
    No me leí todos los comentarios... Huelga de mis ojos!

    Pero tenés razón, nunca me detuve a pensarlo!

    Me suele pasar en los exámenes, cuando nos miramos a los ojos con otros ¿estudiantes?...

    ¡Estoy al horno! Vendría a ser la expresión textualizada... Ídem, la respuesta.

    Ahora yo creo que todos tendríamos la mismísima cara o gesto cuando nos aparecía: El servidor se encuentra demasiado ocupado... Intente más tarde... (Osea cuando nos aparecía el fastidioso mensajito de una Webcon saturada...)
    ¡¡Sí pudiéramos vernos todos en ese momento!!

    Pero... ni tan strangers ni tan íntimos...
  16. Avatar de Connie
    No me leí todos los comentarios... Huelga de mis ojos!

    Pero tenés razón, nunca me detuve a pensarlo!

    Me suele pasar en los exámenes, cuando nos miramos a los ojos con otros ¿estudiantes?...
    Bueno sí, yo tan solo mencioné algunos ejemplos a título ilustrativo. De hecho recuerdo -en exámenes orales- haberme hecho "amiga" de unos cuantos compañeros que antes ni había registrado.

    Ahora yo creo que todos tendríamos la mismísima cara o gesto cuando nos aparecía: El servidor se encuentra demasiado ocupado... Intente más tarde... (Osea cuando nos aparecía el fastidioso mensajito de una Webcon saturada...)
    ¡¡Sí pudiéramos vernos todos en ese momento!!

    ¿Vos también puteabas?
  17. Avatar de Eli
    muy bueno lo que planteas Connie, yo tampoco me detuve a pensarlo pero es cierto que pasa esto, que nos pasa a todos todo el dia..yo viajo en colectivo y mas de una vez he intercambiado miradas y sonrisas complices con gente que ni conozco, en la calle lo mismo, en las filas de supermercado, banco, etc mas de una vez me puse a charlar con viejitas esperando que sea mi turno, que se yo..calculo que uno necesita esto, vivimos en sociedad y lo demostramos dia a dia teniendo relacion con personas que no conocemos!

    pd1:me imagine lo del señor del colectivo, debio haber sido muuuuuuuuuuuuuuuy graciosoo jajaja

    pd2: me matan los comentarios entre Connie y Orwell

    pd3: tambien me da gracia verte a vos, Connie, poniendo "ah, re", "¬¬" "=S" "O.o"
  18. Avatar de Virfy
    ja.... muy bueno leerlos..
    ahora posteo... se me chispoteo..
    Actualizado 05/07/2008 a las 22:06 por Virfy (estamo' todos loco estamo')
  19. Avatar de Virfy
    No se que garfio meti mal.. pero postee antes de terminar mi relato..

    Lo que quería contar es que una vez... en el 57 que sale de Palermo, estaba llegando a mi City.. e iba sentada con un flaco..
    No nos dimos ni bola, sino hasta que un viejo ordinario que estaba sentado en el asiento de adelante, se ve que se atraganto con un gargajo.. y empezo a luchar con el mismo... un asco..
    Estuvo como 5' dale que te dale al garzo y no se e despegaba....
    Inmediatamente nos miramos y nos empezamos a reir.. yo con menos pudor que el viejo...
    O sea... a carcajadas limpias..
    Llegamos a la terminal, le di una tarjeta personal al muchacho (al viejo no)... y le ofrecí un Negocio...
    Asi que gracias al viejo pude entrar en conversación... y el fin de semana siguiente me encontraba con el flaco, tomando un café y hablando de Negocios..
    Particularmente no tengo problema en entablar conversación con gente desconocida.. digamos que soy peor que los chicos..
  20. Avatar de Connie
    Eli, sí fue muy gracioso. Es imposible reproducir -imaginate- las caras de él, la mujer, las nuestras, el grito, movimiento, etc. Me acuerdo y me río, hoy que ni del Salado puedo.

    Yo creo que con Or. en cualquier momento salimos por los barrios con nuestro chow. (hasta que nos agarren dos combis, una del Moyano y otra del Borda, respectivamente)


    Virfy!

    Estoy muy sensible hoy para mesejante anécdota! Qué asco me dan los que hacen eso, y más aún los que luego los pisan y "enceran" el piso ¿Así que hablamos de negocios, eh?
Página 1 de 2 12 Último

Iniciar sesión

Iniciar sesión