Mostrar feed RSS

Rosebud

Asch-us!

Calificación: 4 votos, 5.00 promedio.
Debo confesar que cuando estaba en tercer año de facultad me colgaba mucho con los diseños experimentales. Principalmente en Psicología Social II.

Devoraba esos libracos de Hewstone plagados de análisis y conclusiones de tales y cuales grupos experimentales comparados con un grupo de control puro no expuesto a tal variable y etc.

Imposible soslayar lo hecho por Solomon Asch en torno a la cognición social. Vamos a suponer que te daban una hoja conteniendo los rasgos de personalidad de un sujeto imaginario llamado X.
Y a continuación: "...léalos con atención. Más adelante le preguntaremos que tipo de persona es X".

Vos, absolutamente comprometido con la causa de la ciencia y picado por ese bichito del "estudiado/relevado/encuestado" ("siempre leo las encuestas y digo: pero a mi nunca me encuestaron... pero ahora si que les creo"), vos lees de pé a pá el listado de características de X.

Un suponer: X es:

*inteligente
*habilidoso
*trabajador
*cálido
*determinado
*práctico
*cauteloso

Y ahí nomás cuando la que coordina el focus group te cuestiona escupís: "X cree que ciertas cosas son correctas, busca que otros compartan ese punto de vista argumentando y en parte quisiera que su punto de vista se impusiera, pero ante todo X es una persona generosa".

Ah si. Asch-us!
Necesitamos sólo muy poca información para formarnos una impresión de los otros, consciente e inconscientemente, así como necesitamos que esta impresión sea compartida por los miembros de una comunidad, y aún más: que cada uno se convenza de que es LA impresión correcta.

Asch también mostró que un elemento insignificantemente pequeño era suficiente paracambiar radicalmente esta impresión sobre la personalidad de X. Por ejemplo: si la palabra "cálido" era reemplazada por el adjetivo "frío" en la lista de rasgos de personalidad, los miembros del grupo tendían a describir a X como calculador, como un trepador social.

Asch descubrió, incluso, que la evaluación final de X era determinada por el orden en que se presentaban los rasgos: los atributos presentados en primer lugar tenían
más peso (efecto de primacía) que los últimos en la lista (efecto de recencia). Interpretó esto como una evidencia en favor de una progresiva organización cognitiva de los rasgos. Y de ahí en más el BOOM de "la cognición social".

Como gestalista ortodoxo, Asch creía que los rasgos se determinaban mutuamente, combinándose para formar la totalidad que conformaba la impresión general.

Más acá o más allá, la cognición hace referencia a todas las actividades por las cuales el sistema psíquico organiza la información en conocimiento. Esta construcción no puede, sin embargo, ser resumida por un conjunto de operaciones formales realizadas sin ninguna referencia a la experiencia sociopsicológica de las personas. Las opiniones, las actitudes, los valores, los sentimientos, las emociones, la atribución de sentido juegan todos un papel en todas las fases del proceso cognitivo: en la selección de la información, en la transformación y en la organización.

El mundo social es una construcción. El otro es una interpretación.
Categorías
Sin categoría

Comentarios

Iniciar sesión

Iniciar sesión