Mostrar feed RSS

Borradores

La Crítica

Calificación: 5 votos, 4.20 promedio.
La crítica es una de las atividades más criticadas. Es la reflexión y el comentario sobre un hecho o la obra propia o de un tercero. Y ahí va la primera crítica a la crítica:
"ey, vos que hablás tanto, porque no bailás, cantás o escribís, a ver como lo hacés, ¿eh?".
Obviamente, lo que más cosecha la crítica es antipatías. Y son pocos los que se pueden solidarizar con la mordacidad que disfraza la desilución de ese observador que se atrevió a dar su parecer, aún a riesgo de ser considerado un desalmado.
Es común escuchar que la crítica no sirve para nada. Pero eso es fácil de entender si se parte de una posición conservadora y resistente al cambio.
La crítica es esencial para el mejoramiento. La crítica como ejercicio introspectivo de cada quien, o la crítica externa. La crítica profesional o la amateur.
Todo es mejorable.
El arbol que rodó por la colina e inspiró la primera rueda, se ha convertido en una radial de acero con el correr de los siglos y de las miradas críticas de muchos humanos.
En mi casa a nadie se le hubiese ocurrido hacer una crítica a la crítica.
Nuestra biblioteca, entre otras obras contaba con los cuatro volúmenes de "Crítica y Polémica" de mi abuelo.
Ahí consignaba gran parte de sus ensayos críticos y algunas inevitables pero tambien fructíferas polémicas mantenidas con destacadísimas figuras de la cultura de principios del siglo 20.
Cada tanto me encanta recordarlo con indisimulado orgullo.

Actualizado 03/10/2008 a las 16:05 por Orwell

Categorías
Sin categoría

Comentarios

Página 1 de 3 123 Último
  1. Avatar de Connie
    La resistencia al cambio es, creo, lo que explica la repelencia hacia la crítica.

    Es instintiva. Supone un esfuerzo, un cambio de perspectiva que no siempre estamos dispuestos a hacer, no está en nuestras posibilidades o simplemente no tenemos ganar y reconocer la veracidad de una crítica ajena implica un gesto de autocrítica que muchas veces nos cuesta.

    Es mejor probar con lo conocido aunque malo, que con lo promisoriamente bueno. Se prefieren las certezas a las incertidumbres. Se prefiere lo seguro, al albur de tomar un riesgo.

    En esta lógica es mejor escuchar los cantos de las sirenas obsecuentes, que la de aquéllos que pueden mostrarte el retrato que tenés encanutado al mejor estilo Dorian por más que en tu crecimiento sea más útil esto último que el primero. Mientras aquél te endulza el ego, el otro te puede fortalecer el espíritu. Con la consecuente perdurabilidad de uno y otro.

    Y esto no es una crítica. Es una opinión que no siempre tiene porqué ser crítica.

    Connie (está bueno, aún proviniendo de alguien tan despeinado )
  2. Avatar de Orwell
    Ves. Yo acepto que mi peinado deja mucho que desear. Incluso admito que mis pectorales parecen tetas.
    La mayor crítica que me hago a mi mismo es mi falta de constancia para investigar y desarrollar los temas que quiero abordar.
    Sé que hubiese sido bueno recurrir a una definición académica de la Crítica, pero ni ese trabajo me tomé. Preferí lanzarme con mi definición propia a riesgo de estar mandando cualquier fruta.
    Y si bien el blog puede relacionarse a sucesos próximos, puedo asegurar que ni siquiera se inspiró en ellos.
    Me preocupa más la cohibición que siento a participar en foros señalando con seriedad o humor alternativamente lo que a mi entender se ve criticable. Pues hay que resguardar más la susceptibilidad de los criticados, parodiados, ironizados, satirizados que a la crítica.
    Ya lo dijimos. Es facil pegarle a la crítica y recibir los vítores de las mayorías.
  3. Avatar de Connie
    Si te critico ese peinado caranchoso me arriesgo a que me mandes a freir churros, pero intento mostrarte que lucirías mejor si cazaras un peine y seguramente incrementarías tu -ya reconocida- categoría de star. Y con el conocimiento que media, ya ni falta hace aclarar que lo hago con el mayor de los respetos, va de suyo aún cuando con esa facha me siga cantando de la risa pensando que está más para la portada de un prontuario, que para la del blog.

    Me preocupa más la cohibición que siento a participar en foros señalando con seriedad o humor alternativamente lo que a mi entender se ve criticable. Pues hay que resguardar más la susceptibilidad de los criticados, parodiados, ironizados, satirizados que a la crítica.
    Ya lo dijimos. Es facil pegarle a la crítica y recibir los vítores de las mayorías.
    En general, me preocupa que no me ofrezcan más opciones que las de tómalo o déjalo. Me resulta más estimulante el buscar las gamas y ofrecerlas, que la complacencia de aceptar sin chistar las definiciones de terceros.

    Connie (Y sí, las masas usualmente se van al mazo)
  4. Avatar de SusanManaghal
    Ante todo, una crítica. Esas rayitas móviles de colores y esos botoncitos bailarines se tornan un incordio a la hora de leer.

    En mi opinión, la crítica tiene mala prensa, es decir, se “critica” a la crítica porque hay una cierta confusión semántica en relación al término crítica y a quienes la ejercen: los críticos. De lo que resulta una suerte de confusión y/o manoseo de estos vocablos. Se podría decir que hay críticas que se sustentan en un criterio fundamentado, por un lado, y hay comentarios de mala leche, tendenciosos o inconsistentes a los que también se los suele meter en la misma bolsa de lo que se denomina crítica. También se ha extendido el uso del término crítica como equivalente a hablar mal, denostar, devaluar, exponer defectos y debilidades de un X producto, actividad, manifestación y el o los autor/es de los mismos.

    Si un ignorante, un envidioso, un fanatizado o alguien que paga una "critica" para hacer mejor su negocio, hace un comentario sobre x producción y el mismo no tiene otro fundamento que el interés particular de quien lo expresa, a esa supuesta “crítica”, ¿por qué habría de ser respetada? De ninguna manera. Es más, habría que denunciar que es un comentario de mala fe y no una cabal crítica. Es un mamarracho disfrazado de crítica.

    Que yo recuerde en este momento, al menos, no hay otro vocablo para poder distinguir los tantos, por eso se confunden y se arma el bolonqui. Peo no está bueno devaluar lo que es un análisis de una expresión artística, deportiva o lo que fuere, sustentada en una formación en la disciplina que se aplica. Lo cual no quiere decir que exija la práctica o ejecución de la misma, aunque no le está vedado tampoco, pero no es condición necesaria ni suficiente. Es decir, no hace falta que los actores critiquen a otros actores o que sólo puedan juzgar partidos de fútbol los que juegan bien ese deporte. En definitiva, un crítico debería ser alguien que se ha especializado en el conocimiento y análisis de determinada disciplina. Y aún así, dentro de los mismos, los habrá excelentes, buenos, regulares, malos y pésimos (igual que las estreShitas), como en cualquier otra actividad. Esta especialización, más allá de quienes no tengan buen desempeño en ella, me parece respetable. No así quienes se ponen el traje de crítico para realizar un robo a mano armada, un manejo inescrupuloso de lo que pretenden criticar, incidiendo a veces en el destino de una producción más o menos elaborada. Una chantada, bah.

    Hay una situación particular que también opera en desmedro de la crítica y esto es que “se sospecha” que los críticos son personas frustradas en la ejecución o ejercicio de la disciplina que evalúan, analizan y juzgan. Por tanto, se interpreta como resentimiento las exigencias que expresan sobre las obras y los artífices de las mismas. Esta situación debe haber acontecido en más de oportunidad, sin embargo, la generalización de una situación particular convierte a este juicio en un prejuicio.

    Entiendo que Crítica (la escribo en mayúscula para acentuar la diferencia) no es hablar mal, menospreciar o reventar el objeto examinado, tampoco es la pátina que vela un arreglo para vender más y/o demoler la obra del contrincante, así como tampoco es el vehículo para expresar frustraciones, envidia o una admiración exagerada. Por el contrario, una Crítica es un producto que refleja un estudio minucioso, una observación detallada y libre de afectos e intereses particulares (es decir, ajenos a lo que se juzga) y una reflexión basada en fundamentos que deben ser rigurosamente explicitados. Esta es la Crítica que me parece valiosa, más allá de acordar o no en el gusto que es subjetivísimo. Siempre se aprende al leer a un crítico que ofrece un criterio novedoso a la hora de confrontarse con una obra o manifestación cultural, científica o lo que fuese.

    Por último, también respeto - sospecho que a esto debe apuntar Orwell- la capacidad de juicio crítico que cada uno de nosotros puede disponer. Sin ser especialistas, es decir, críticos de profesión, podemos ejercitar esta función. Y creo que aquí también vale la diferencia de lo que es una crítica fundada en un criterio (aunque sea elemental, por ej. lo que transmitió emocionalmente tal obra) de un comentario tendencioso, ya sea de mala leche o demasiada adhesión. Para ejercer la capacidad crítica tenemos que tomar una distancia para opinar, hay que ver las cosas en perspectiva. Es por esta razón que muchas veces se nos complica evaluar la producción o la actividad de un pariente muy cercano, un amigo así como de aquellos que nos caen para el demonio. Una persona fanatizada, por ejemplo, es alguien que ha suspendido el juicio crítico, al menos, al referirse al objeto de su idealización, así como de quienes ubica como los oponentes de aquél. Laura Fidalgo es una bailarina destacada, los críticos especializados podrán evaluarla con herramientas que al vulgo se nos escapa, al menos, a la hora de fundamentar con tecnicismos. Eso no quita que podamos nosotros también tener un juicio respecto de su danza, aún sin conocer ni jota cómo se llaman las diferentes posturas o pasos. Ahora bien, aquellos que se han fanatizado con ella, difícilmente puedan tener un juicio crítico, antes bien, la aplaudirán más allá de lo que haga y hasta se verán impulsados a denostar a quien sería “su contricante actual”: Valeria Archimó, más allá de cuál sea su desempeño. Y es que el fanatismo no discrimina en el buen sentido del término, no puede ver a cierta distancia, se involucra demasiado. Por ese motivo, se puede elevar como objeto idealizado a alguien que ha demostrado un X talento como Laura Fidalgo o Maradona, como depositarse en un mediático que sólo ha demostrado torpezas, por ejemplo, Nadia Epstein o Mariana de Melo. Por tanto, el fanatismo está en las antípodas del juicio crítico del que cada uno de nosotros pueda disponer y, en el caso de imponerse y generalizarse, puede tornarse peligroso y provocar lamentables estragos. No en los ejemplos de morondanga que dí antes, por supuesto, me estoy refiriendo a otro tipo de fanatismos que desembocan en patologías.

    Desde este último punto de vista, me pronuncio a favor de esforzarnosen cuidar y ejercitar nuestro juicio crítico. Más aún, me parece necesario que manifestemos resistencia cada vez que alguien pretende anulárnoslo al imponer por la fuerza su criterio. Y es que hay personas tan frágiles que se sienten amenazados frente a un pensamiento diferente al propio, lo viven como críticas injuriantes, es decir, confunden lo que es una crítica fundada con un comentario peyorativo y descalificador. Pero bueno, esto toca el tema del enano fascista que, por supuesto, es ooooooooooootro tema.
    Actualizado 04/10/2008 a las 03:45 por SusanManaghal
  5. Avatar de Eli
    Hola Orwell! re-bienvenido!
    Con respecto a tu planteo, creo que la mayoria tenemos una mala imagen de la palabra critica por el mal uso que le damos: alguien te dice: "che, fulanito te estuvo crticicando" y uno enseguida asocia esa palabra con q fulanito hablo mal de vos y te enojas... (a nadie le gusta q lo critiquen...)
    pero las criticas ademas de servir para hablar mal de una persona (q eso no me pareceria una CRITICA, me pareceria mas bien un comentario mal intencionado) sirven para tratar de ayudar a mejorar algo! las "criticas constructivas", no me parecen malas porque -generalmente-no vienen de la mala onda o de la envidia con la q se puede hacer una critica "comun"!

    Igual hay q admitir que la mayoria de las personas usamos la palabra Critica como disfraz de la palabra basurear...

    (use mucho la palabra critica jeje)

    besos!
  6. Avatar de Damialino
    ¡Qué bella y prodigiosa manera de ocupar el tiempo!
    Lo que sucede es que la gente no entiende. Absolutamente nada. Como es de esperararse, por suepuesto.
    No captan el valor que conlleva la crítica, para quien la efectúa obviamente. Recalca errores, y los adereza con calificativos (peyorativos o no, no tiene importancia), y evita recaer en lo mismo.

    ¿Algún beneficio para el "sujeto criticado"?
    ...¿La duda?


    ¿Qué sería del mundo sin la crítica? Es un potente método catártico, ante todo. Cumple el rol de una obra de Sófocles (a la enésima, claro está).

    Me gustó la entrada.

    Dudo si pentaestrellarla o no. Me reufgio en la duda, e intento buscar alguna constelación. Una osa menor le quedará muy linda a su perfil.
    Saludos, Reverendo.
  7. Avatar de ESPANTADA
    Igual hay q admitir que la mayoria de las personas usamos la palabra Critica como disfraz de la palabra basurear

    O yes Eli !
    Cualquier parecido con la realidad es mera coincidencia ......

    Desde este último punto de vista, me pronuncio a favor de esforzarnos cuidar y ejercitar nuestro juicio crítico
    Susan, creo que nadie puede quitarte la posibilidad que emitas un "juicio critico", por lo que veo absolutamente innecesario que enarboles la defensa de ese derecho como si de alguna manera te lo estuvieran cercenando.

    Es inherente al ser humano que goza de capacidad de raciocinio analizar determinadas premisas que verdaderamente necesitan ser planteadas pues nos competen o afectan personalmente y en consecuencia, desarrollar un análisis "completo, minucioso y objetivo" para llegar a un juicio crítico....porque es necesario.... supuestamente ... afectan + competen = necesario...

    El problema surge cuando abandonamos la objetividad. Ahi es cuando el juicio deja de ser critico para convertirse en inquisidor. Sory. la línea que divide ambos procederes es muy delgada y el hilo siempre se corta por la parte mas debil.

    Sinceramente creo que los seres humanos ultimamente hacemos de la critica UN DEPORTE. Estoy como cenicero de moto. ¿Que puedo hacer che? Y bueno, critico. Total es gratis.
    Ni que hablar de la empatía ... no esissste! Y la AUTOCRITICA, ahhh jueeee.

    Bueno, los dejo tranquilos desmenuzando los intrincados pormenores de esta nota que esta "moy buena".

    Me voy a tomar unos mates. Salú para todos.

    Orwell, plis saquese esas lolas y peinese. Conste en actas que no es una critica. Es un ruego

    Me marearon las rayitas
  8. Avatar de Orwell
    Me gusta lo que elaboró Susan a partir de mi pequeñísima entrada. Me gusta como disecciona y vuelve a armar mi discurrir. Descubriendo las distintas aristas que yo apenas insinùo y hasta las que ni me atreví a enunciar si quiera.
    Obviamente hablamos de la crítica como la mirada mas cristalina y transparente que seamos capaces de poner para considerar las cosas con la menor carga de prejuicios que se pueda.
    Dificil. Tendremos que aceptar que no existe el crìtico quimicamente puro. Pero ya es un buen punto de partida saber que debemos alejarnos de los prejuicios y preconceptos para alcanzar una crìtica enriquecedora.
    La crìtica no tiene que ser constructiva o negativa. La crìtica debe ser honesta y todo lo profunda que se pueda.
    Honestidad es lo que se le debe exigir al crìtico, incluso a nosotros mismo cuando practicamos la crìtica para con nosotros o con terceros.
    Damialino: Lo mejor que podès hacer, para con la entrada es criticarla.
  9. Avatar de lua
    Es inherente al ser humano que goza de capacidad de raciocinio analizar determinadas premisas (que VERDADERAMENTE NECESITAN SER PLANTEADAS) y en consecuencia, desarrollar un análisis "completo, minucioso y objetivo" para llegar a un juicio crítico.
    Ni me preocupa porque no parto de esa premisa: la objetividad no existe.

    Como mujer de ciencia crítica lo digo, bah...la academia entera lo dice desde la epistemología de Fayerabend y la noción de falsabilidad de Karl Popper en adelante. Ya no se discute. Los físicos más grossos hablan de que el ojo del observador ya genera una externalidad en el objeto observado...entonces?

    En fin, yendo, a lo posible, me refiero a que los humanos estamos condenados y elevados por el hecho de ser irremediablemente subjetivos aún cuando hablemos de pececitos como del PBI per capita por regiones del mundo...el mero recorte del objeto de investigación es ya una construcción en sí misma, esto es lo posible, lo otro es lo imposible y por tanto lo que ni vale la pena proponerse, a lo sumo podrás plantearte la neutralidad valorativa, saber para dónde va tu sesgo, pero que no exista dicho sesgo es simplemente una expresión de deseo, cuando no un simplismo liso y llano.


    Todo es criticable y es necesaria la masa crítica pero qué mal pega la crítica, eh?

    Yo no me banco las críticas a los informes que hago salvo que vengan de un metodólogo de la ostia, en eso soy MUssolina: me banco la crítica de quién admiro, quien me genera genuino respeto intelectual (yo no reniego ni ahí de los intelectuales, estoy MUY sesgada para ese lado, digamos), ahora el "que no pica", el teórico de medio pelo, el que una saca al toque es cascaritatecnocrática pero que no tiene mucha solvencia paradigmática (teoría+metodología+epistemología), de ese: no me banco una crítica y me puedo llegar a pelear y debatir a morir. Me le caliento y me le rebelo. Maaasi.

    No me gusta igualar para abajo, me gusta asumir las diferencias. Hay gente en mi profesión y en otros muchos planos que sabe mucho más y mejor que una, mucha muchísima gente que la tiene mucho más clara, pero también hay gente que sabe menos y peor: y de esos sí, me cuesta bancarme una crítica. No voy a mentir para que quede políticamente correcto: de los burros son patadas. Bah, al menos así me caen a mi.

    No me gusta la crítica poco seria. Los que son "babas" a nivel teórico, los que obviamente desconocen de X tema y se meten a opinar de TODO, repitiendo un par de datos sueltos que vieron/escucharon/leyeron en un informe de TN ciencia o de Impacto Chiche (help!) o una revista Muy interesante o un blog de internet . Ese tipo de "crítico" y opinólogo me enerva.


    Ahora bien, un kapanga, un Trujillo, un Touraine, un Habbermas, pero "haceme la crítica" que seguro aprendo.

    Todo bien con la crítica solo en cuanto venga de un actor idóneo y no de un improvisado ombliguista "yo sé yo sé yo sé" y repìto cualquier menudencia como loro. Todo bien con la libretad de expresión, pero dejenme ser clara: no reniego de esa libertad, de que diga lo que se le ocurre: simplemente blanqueo que a mi, en lo personal, los que son improvisados y critican, los que una saca que no, que no saben del tema como para opinar como opinan, con una chancletez total y como quien devela grandes verdades y hallazgos (Ja!)...no...dejame que te diga que no todos podemos opinar de todo. A veces menos es mas y a veces más que payar es mejor llamarse a silencio.


    Si vamos a aprender vamos a aprender de los mejores. Eso sería algo realmente pluralista y democrático, creo, la posibilidad de acceder a la crítica de los mejores, que circule el saber.

    El saber es poder, en más de un sentido, y puesta a elegir prefiero un saber crítico pero 0 improvisado.
  10. Avatar de ESPANTADA
    Yo no me banco las críticas a los informes que hago salvo que vengan de un metodólogo de la ostia, en eso soy MUssolina: me banco la crítica de quién admiro, quien me genera genuino respeto intelectual (yo no reniego ni ahí de los intelectuales, estoy MUY sesgada para ese lado, digamos), ahora el "que no pica", el teórico de medio pelo, el que una saca al toque es cascaritatecnocrática pero que no tiene mucha solvencia paradigmática (teoría+metodología+epistemología), de ese: no me banco una crítica y me puedo llegar a pelear y debatir a morir. Me le caliento y me le rebelo. Maaasi.
    Bueno, yo realmente respeto tu postura Lua.
    Mi parecer es distinto.
    En cuanto a mi faz laboral (¿por que a eso te referías no?), acepto criticas constructivas. Las recibo gustosa del colega mas leido y experto hasta el mas primitivo de mis clientes (siempre hablando de la faz intelectual que es aquella en la cual pusiste énfasis). Me ha pasado mas de una vez, tratar con gente que no sabía prácticamente ni leer ni escribir y que sin embargo tenían un criterio comercial que pasmaba. Claro que mi trabajo me obliga (y en hora buena) tratar con una variedad infinita de gente de todos los estratos socio culturales. Por ahí vos te encontras entre un selecto grupo de personas que solo se codea con teóricos hight class, de la gran ostia.

    Todo bien con la crítica solo en cuanto venga de un actor idóneo y no de un improvisado ombliguista "yo sé yo sé yo sé" y repìto cualquier menudencia como loro
    Aca el problema se suscita cuando uno es juez y parte. Realmente con que criterio sentenciamos a una persona de "actor idóneo" "improvisado ombliguista" mmmm. Very Dificult. Con un criterio estrecho. El nuestro. En fin.... en relación a lo que planteas me cobijo en la prudencia. Prefiero abstenerme de ser taxativa a la hora de rotular a la gente. No juzgo en el afán de recibir recíproca gentileza ..... Todavía soy crédula.

    A veces menos es mas y a veces más que payar es mejor llamarse a silencio.
    Claro. Comparto este criterio, y no sabes cuanto. Lo que si, prefiero manejarme sin denostaciones. Cuando mis semajantes hablan, NO PAYAN, exponen, se comunican. Payar es otra cosa. Si queres saber como se paya, te recomiendo el Festival de la Doma de Jesús María. Ahí si vas a escuchar payadores "de la Ostia" ......

    Sigo con el mate.
    Orwell, grax por sacar las rayitas :) se lee mejor.
    Salú de nuevo.
    Actualizado 04/10/2008 a las 01:34 por ESPANTADA
  11. Avatar de Connie
    Espantada espero aceptes esta crítica constructiva (EDIT: ahora estoy ocupada buscando fallos) pero te aconsejaría que cuando edites algo que ya fue citado y motivó la respuesta de otro usuario tengas a bien aclarar que fue editado ya que podrían suscitarse equívocos, se estila.

    Más allá de la reserva formulada te agradezco que te hayas anticipado en el gesto pues justo te iba a decir que no hacía falta que señalaras con mayúsculas las premisas que "VERDADERAMENTE NECESITAN SER PLANTEADAS" (SIC) porque parecía que nos estabas gritando.

    Ahora, según lo extractado -y posteriormente editado-, vengo a corroborar que no soy un ser humano (no uno racional en apariencia) pues me ando cuestionando todo como una pelotubbie y me cuesta lograr tanta preclaridad como para distinguir tales premisas.

    Connie (Voy a reclamarme honorarios (?))
  12. Avatar de lua

    Las recibo gustosa del colega mas leido y experto hasta el mas primitivo de mis clientes (siempre hablando de la faz intelectual que es aquella en la cual pusiste énfasis). Me ha pasado mas de una vez, tratar con gente que no sabía practicamente ni leer ni escribir y que sin embargo tenían un criterio comercial que pasmaba. Claro que mi trabajo me obliga (y en horabuena) tratar con una variedad infinita de gente de todos los estratos socio culturales. Por ahi vos te encontras entre un selecto grupo de personas que solo se codea con teoricos hight class, de la gran ostia. Bien ahi. Que no decaiga!
    Yo no me refiero al analfabetismo y ni siquiera a quienes no tuvieron la chance de acceder a la educación terciaria.

    El hilo conductor por ese lado te lo voy a un poco cambiar, porque es una distorisón cuando menos efectista que prefiero evitar, si es que estamos "charlando" en serio.

    Por otra parte la articulación entre el saber popular y el saber profesional es todo un tema en sí mismo, del cual no estoy segura de tener respuestas, dado que más bien cada nuevo planteo me hace arribar a más y más preguntas. Creo que hay que asumir la diferencia de saberes, que desconocerla es ocultarla pero no emparejarla.

    Creo que no existe el saber profesional neutro ni la objetividad.


    En algunos de mis trabajos actuales estoy en contacto estrecho con cotidianidades muy distintas a la mia, con personas que viven por debajo de la línea de pobreza y hasta aquellos que se encuentran en los percentiles más bajos y que viven en la pobreza extrema (indigencia).

    Lo peor que yo puedo hacer como técnica es asumir que nuestros saberes son iguales, no aportar y apostar a la intelectualidad orgánica, poniendo mi saber al servicio de sus necesidades, de las sentidas y de las no sentidas (pero reales, las de estándares deseables que ellos aún no han problematizado como derecho/insatisfacción), lo peor que puedo hacer es morir en la visión asistencialista que se agota en una falsa igualación de saberes. No sabemos igual, sabemos diferente. Cuál es el drama en asumirlo? Tanta mala conciencia genera?

    Lo mejor que puedo hacer con ellos (no para ellos) es tratar de ser lo más rigurosa a nivel científico y técnico, que mi aporte no se diluya en falsas y cortísimas igualaciones, más de tipo folklóricas y anecdóticas, que promotoras de procesos que redunden en un impacto en la calidad de vida de los barrios con los cuales trabajamos y en los que el gobierno nacional invierte mucho, no sólo en dinero, sino en recursos humanos y técnicos.

    En ese sentido soy hincha a full de los jesuitas y el carisma del mayis: "tratar de dar lo mejor que puedo dar, tratar de saber mejor para ofrecerme mejor al prójimo y al que más lo necesita".

    Yo creo que saliendo de lo puntual y laboral y si querés generalizando, llevándolo a muchos planos, yo en mi discurrir no pensaba en quien no sabe leer o escribir (no sé porqué lo habrás relacionado con ello, la verdad) sino en quienes están sobreestimándose todo el tiempo al punto de no permitirse un segundo de pudor y pausa: "no, de esto ni opino porque desconozco y es un tema complejo"...naaaaaaah...voy y opino de cómo se complica la cosa con Botnia o los neutrones o qué peligroso el tema del down jones...cuando estás pintado! Absolutamente pintado en el tema...a ver...no picás! (Camila dixit)

    Y justamente ese tipo de modalidades ombliguistas, que todo saben y de todo opinan, los opinólogos compulsivos, digamos, a mi me generan rechazo a nivel de crítica. Porque son los típicos que todo critican con tonito e infulas de superados.

    A ellos apuntaba y no a los analfabetos, por un decir.
    Es que por desgracia no son analfabetos (sino al menos pararía de leerlos en cuanto foro les sirva de marco para el egobooster).

    Lejos de mi siquiera aludir en este tema a quienes no han podido acceder a la educación por la alevosa exclusión social, lejos de mi eso. Yo hablaba de los orates, lisa y llanamente.


    Una cosa es una cosa, otra cosa es otra cosa.
  13. Avatar de ESPANTADA
    Espantada espero aceptes esta crítica constructiva (y bueh, estoy al pedo a esta hora) pero te aconsejaría que cuando edites algo que ya fue citado y motivó la respuesta de otro usuario tengas a bien aclarar que fue editado ya que podrían suscitarse equívocos.
    Vos te referís específicamente a las negritas y subrayados. De ser asi ningún problema. Si estas planteando algo distinto no te estoy comprendiendo por lo que pediría que me lo aclares mejor. Gracias por la sugerencia.

    En relación a la mayúscula, si efectivamente, advertí que era improcedente usarlas por lo que las edite. Solo que las quotearon con anterioridad.
  14. Avatar de Connie
    De nada. Me refería específicamente a la cita que hice y que aclaré como textual que estaba originalmente en la cita de Lua y que luego fue modificada. Como la mía por ejpl. que si te fijás también la edité.

    Vuelvo a mis fallos y mis fallas. Nos estamos leyendo gente.

    EDIT: Ahora estoy buscando doctrina. (?)
    Actualizado 04/10/2008 a las 02:36 por Connie
  15. Avatar de ESPANTADA
    No sabemos igual, sabemos diferente. Cuál es el drama en asumirlo? Tanta mala conciencia genera?
    No para nada. Por el contrario. Es una realidad

    Lo que puede llegar a generar una posible mala conciencia es la forma en que te referís a la gente que tiene en su haber un saber diferente al tuyo.

    A modo de ejemplo extraigo partes de tu post: (Aclaro que las negritas y el subrayado son de esta blogguer)

    textualmente ....

    Los que son "babas" a nivel teórico
    ahora el "que no pica",
    el teórico de medio pelo,
    el que una saca al toque es cascaritatecnocrática pero que no tiene mucha solvencia paradigmática
    y no de un improvisado ombliguista "yo sé yo sé yo sé" y repìto cualquier menudencia como loro

    En fin .... Como dije, es tu criterio y lo respeto.

    Yo me conduzco de manera distinta con mi prójimo "de saberes diferentes". Por suerte podemos optar. Sigo siendo crédula.

    El quoteo de tu post...

    Ni me preocupa porque no parto de esa premisa: la objetividad no existe.

    Como mujer de ciencia crítica lo digo, bah...la academia entera lo dice desde la epistemología de Fayerabend y la noción de falsabilidad de Karl Popper en adelante. Ya no se discute. Los físicos más grossos hablan de que el ojo del observador ya genera una externalidad en el objeto observado...entonces?

    En fin, yendo, a lo posible, me refiero a que los humanos estamos condenados y elevados por el hecho de ser irremediablemente subjetivos aún cuando hablemos de pececitos como del PBI per capita por regiones del mundo...el mero recorte del objeto de investigación es ya una construcción en sí misma, esto es lo posible, lo otro es lo imposible y por tanto lo que ni vale la pena proponerse, a lo sumo podrás plantearte la neutralidad valorativa, saber para dónde va tu sesgo, pero que no exista dicho sesgo es simplemente una expresión de deseo, cuando no un simplismo liso y llano.


    Todo es criticable y es necesaria la masa crítica pero qué mal pega la crítica, eh?

    Yo no me banco las críticas a los informes que hago salvo que vengan de un metodólogo de la ostia, en eso soy MUssolina: me banco la crítica de quién admiro, quien me genera genuino respeto intelectual (yo no reniego ni ahí de los intelectuales, estoy MUY sesgada para ese lado, digamos), ahora el "que no pica", el teórico de medio pelo, el que una saca al toque es cascaritatecnocrática pero que no tiene mucha solvencia paradigmática (teoría+metodología+epistemología), de ese: no me banco una crítica y me puedo llegar a pelear y debatir a morir. Me le caliento y me le rebelo. Maaasi.

    No me gusta igualar para abajo, me gusta asumir las diferencias. Hay gente en mi profesión y en otros muchos planos que sabe mucho más y mejor que una, mucha muchísima gente que la tiene mucho más clara, pero también hay gente que sabe menos y peor: y de esos sí, me cuesta bancarme una crítica. No voy a mentir para que quede políticamente correcto: de los burros son patadas. Bah, al menos así me caen a mi.

    No me gusta la crítica poco seria. Los que son "babas" a nivel teórico, los que obviamente desconocen de X tema y se meten a opinar de TODO, repitiendo un par de datos sueltos que vieron/escucharon/leyeron en un informe de TN ciencia o de Impacto Chiche (help!) o una revista Muy interesante o un blog de internet . Ese tipo de "crítico" y opinólogo me enerva.


    Ahora bien, un kapanga, un Trujillo, un Touraine, un Habbermas, pero "haceme la crítica" que seguro aprendo.

    Todo bien con la crítica solo en cuanto venga de un actor idóneo y no de un improvisado ombliguista "yo sé yo sé yo sé" y repìto cualquier menudencia como loro. Todo bien con la libretad de expresión, pero dejenme ser clara: no reniego de esa libertad, de que diga lo que se le ocurre: simplemente blanqueo que a mi, en lo personal, los que son improvisados y critican, los que una saca que no, que no saben del tema como para opinar como opinan, con una chancletez total y como quien devela grandes verdades y hallazgos (Ja!)...no...dejame que te diga que no todos podemos opinar de todo. A veces menos es mas y a veces más que payar es mejor llamarse a silencio.
  16. Avatar de lua
    Los que son "babas" a nivel teórico
    ahora el "que no pica",
    el teórico de medio pelo,
    el que una saca al toque es cascaritatecnocrática pero que no tiene mucha solvencia paradigmática
    y no de un improvisado ombliguista "yo sé yo sé yo sé" y repìto cualquier menudencia como loro
    Si, los resumo en los orates. Que no tienen absolutamente nada que ver con quienes no han podido acceder a mayores niveles de instrucción por un tema de exclusión social.


    Y para ver payadas no es necesario ir sólo a Jesús María, ponele, quizás hasta alcanza y sobra con recorrer un montón de threads de un montón de foros de un montón de sitios donde algunos improvisados sacan la guitarra para hablar del calentamiento global, Borges y la censura (grande Dami! ), física cuántica o la reproducción del cangrejo rojo y hacen toda una puesta en escena como para hacer que saben y han aprehendido (la h no es error de tipeo) una serie de conceptos que ignoran y apenas engarzan con unas cuerdas muy flojas y que la verdad, es de las cosas que mayor sensación de pobreza logran generarme.

    Me parece criticable.

    Hay temas con los que uno no debería meterse, salvo que sepa de qué habla con propiedad, porque sino se termina abaratando el tema y perdemos todos.

    Pierde el tema en cuestión incluso.

    A ver...yo no le discuto por qué es mejor una profilaxis con ese gel medio alimonado que le pone a una placa de acríclico y me lo hace morder cada 15 minutos, cada seis meses y cobrándolo caribe, al odontólogo...no?

    Si supiese todo, si no hubiese expertise, para eso me quedo en casa pelo limón me lo paso por los tedien y es probable que en un par de años haga desaparecer el esmalte, capaz.


    OJO: es con ese tipo de orate sabelotodo, a ese le llamo baba teórica.
  17. Avatar de SusanManaghal
    Obviamente hablamos de la crítica como la mirada mas cristalina y transparente que seamos capaces de poner para considerar las cosas con la menor carga de prejuicios que se pueda.
    Dificil. Tendremos que aceptar que no existe el crìtico quimicamente puro. Pero ya es un buen punto de partida saber que debemos alejarnos de los prejuicios y preconceptos para alcanzar una crìtica enriquecedora.
    La crìtica no tiene que ser constructiva o negativa. La crìtica debe ser honesta y todo lo profunda que se pueda.
    Honestidad es lo que se le debe exigir al crìtico, incluso a nosotros mismo cuando practicamos la crìtica para con nosotros o con terceros.
    Bueno, eso es lo bueno de ir pensando un tema entre varios, te enriquece la mirada del otro, te aporta el condimento que se te chispoteó mientras hacías la ensalada.

    La honestidad es un concepto fundamental a la hora de darle una entidad al ejercicio de la crítica. Es la palabra que me faltaba y por eso caminaba renga en lo que escribí antes, gracias por aportarla.

    Pero ¿qué es la honestidad? ¿Un habitante inasible del Mundo de las Ideas de Platón? No, por supuesto, no nos referimos a ella, sino a un concepto que por lo menos podemos bordear, en tanto y en cuanto, cumplamos con algunas condiciones. En primer lugar, habrá que aceptar y reconocer desde qué lugar hablamos. Subido a una escalera, con los ojos vendados o con la cabeza bajo tierra, será difícil. Hemos de reconocernos como sujetos, por tanto, reconciliarnos con la maltratada palabra subjetividad que es no sólo nuestro tesoro, también es nuestro destino como seres parlantes. No hay tu tía. Me duelen los oídos o los ojos cuando escucho o leo a personas desvirtuar el concepto de subjetividad. ¿Acaso no entienden que subjetividad es algo muy diferente a parcialidad? Y me da risa cuando alguien denosta a otro tratándolo de "subjetivo" como si eso fuera malo. En cuanto a la pretensión de objetividad... bueno, eso ya es como muy mucho, es quedar en off side olímpico. Un trofeo allí.

    Desde distintos rincones de la ciencia, del arte, de la filosofía, etc. se ha denunciado la imposibilidad de alcanzar la quimérica objetividad. No hay término más reñido con la honestidad que la infantil e ilusoria pretensión de ser objetivos. Por lo demás, es desperdiciar los recursos (pocos o muchos) que podamos disponer, es como tirar los guantes antes de subir al ring.

    En mi formación, la inexistencia de la objetividad se aborda con el concepto de castración. No me voy a poner a dar cháchara ni a payar sobre esto porque es harina de otro costal, sólo menciono que es un punto de partida básico para adentrarse en cualquier elaboración de pensamiento más o menos seria. La otra, sería comprarse la Para tí y manducarse que si soñamos con un caballo quiere decir que vamos a cambiar de laburo pronto. En todo caso, sería mucho más productivo jugarle el correspondiente numerito a la quiniela, supongo que allí habría al menos alguna chance de tener mejor suerte.

    Pero volviendo al tema de la honestidad, ¿cómo podremos pararnos allí para ejercitar nuestra capacidad crítica, sin caer en autoengaños o comprar espejitos de colores? Lo primero será, a mi entender, asumir nuestra subjetividad que está constituida por nuestra historia de vida, nuestros Otros significativos, nuestra época, lo que supimos hacer y lo que no con las marcas que nos han determinado. Vale decir, estamos encadenados a tener una maravillosa mirada subjetiva de cada chispa de vida que nos alcance. La subjetividad es el toque singularísimo que cada quien posee, como ya dije, es nuestro tesoro y sólo desde allí podremos esforzarnos en ser honestos. Y, por tanto, el primer paso a dar será la renuncia a la pretendida objetividad, la universalidad y, tal mismo tiempo, advertirnos que no somos el ombligo del mundo, que estamos fallados y que podremos hacer algo con eso, sólo si podemos digerir tal hachazo a nuestro ego.

    Ya sé que es difícil pero no habrá manera de salir del cascarón si sólo sabemos patalear con un YO, YO y YOOOOO, como hacen los mediáticos frente a una pantalla de TV. Es la telaraña que los atrapa. Es sólo un ejemplo pero hay tantos...

    La honestidad nos permite admirar a los que saben más que nosotros, como dice Lua. Eso nos permite aprender. Si pretendemos subir más alto de lo que el cuero nos da, seremos unos pobres necios, incapaces de valorar la riqueza de alguien que tiene más recorrido que el nuestro, nos condenamos así a volar muy bajo. Una mirada crítica, honesta, permite discriminar, en el buen sentido, lo reitero. ¿De qué nos sirve caer en ua falsa modestia u ostentar un discurso demagógico? Sí, así como están los que saben más, están los que saben menos. ¿Por qué aplanar las diferencias? Las diferencias hay que tenerlas en cuenta. Adhiero con lo desarrollado por Lua: ¿qué sentido tiene nivelar para abajo? Si somos honerstos con nuestras propias capacidades y las ajenas, sabremos alimentarnos con el mejor fruto y hasta quizás otros puedan apender algo de lo nuestro, por qué no. Es maravilloso que seamos diferentes, que haya algunos que más y otros que menos y que esto de lugar a interacciones para que el tablero vaya cambiando su dibujo a través de nuestras elecciones.

    Qué aburrido debe ser creerse que se está uno en el techo del saber. Bue, tremendo ignorante se ha de ser para ello. Ahora, qué pobreza desconocer el caminito ya emprendido. Ser honestos, para mí es no asustarse de las diferencias, no pretender igualar ni para arriba y mucho menos para abajo. El que sabe menos, si se confonta con ello honestamente, seguramente tendrá chances de saber mucho más. Tiene que ver con la autocrítica, con el bendito ejercicio de nuestra capacidad crítica, es decir, la única que nos puede tirar un ancla para no derrapar mal y ni enterarnos de ello.

    El pensamiento crítico es el que permite que se complejicen los razonamientos, que la búsqueda no se detenga. Nada peor que el conformismo berreta, que el discursito que la va de superado, de estar de vuelta de todo. Los más grandes escritores han sido tremendos críticos consigo mismos, por tal motivo han podido dejarnos obras que nos deslumbran.

    Cuando un amigo se está enterrando, ¿lo dejamos hundir complacientemente o no las jugamos y le acercamos una crítica honesta? Yo opto por lo segundo, aunque nos duela a él y a mí y aún corriendo el riesgo de perderlo como amigo.

    Los que pretenden aplastar el juicio crítico no suelen ser personas honestas, en el sentido que le estoy dando aquí, claro está. No hablo de que sean chorros o mal vivientes. O quizás sí lo sean pero de un modo figurado. Si alguien te chista porque no se banca la diferencia, porque se siente amenazado por tu pensamiento crítico, está cayendo en su propio engaño. No es capaz de encontrarse con su debilidad, sus miedos, su cobardía y por eso elige imponer silencio. Es que no tiene con qué, ni más ni menos. Miedos, flaquezas y prejuicios tenemos todos, honesto es quien se anima a reconocerlos y seguir adelante, dándoles guerra. Deshonesto es el que se pone anteojeras y busca afuerita el motor de sus propias miserias.

    Amen, Reverendo.
  18. Avatar de ESPANTADA
    Y para ver payadas no es necesario ir sólo a Jesús María, ponele, quizás hasta alcanza y sobra con recorrer un montón de threads de un montón de foros de un montón de sitios donde algunos improvisados sacan la guitarra para hablar del calentamiento global, Borges y la censura (grande Dami! ), física cuántica o la reproducción del cangrejo rojo y hacen toda una puesta en escena como para hacer que saben y han aprehendido (la h no es error de tipeo) una serie de conceptos que ignoran y apenas engarzan con unas cuerdas muy flojas y que la verdad, es de las cosas que mayor sensación de pobreza logran generarme.
    (las negritas y el subrayado son de esta blogguer) .... No se quienes son los "improvisados" que participaron en dichos threads .... Ni si engarzan o no con cuerdas flojas, etc....

    ¿Una preguntonta?. ¿Tas segura que no estas prejuzgando?

    Porque por ahi ... los conceptos y/o cuerdas que "vos ves flojitas" no lo son tanto. Yo no me quisiera equivocar tan feo. Mmmmm

    Salú Lua. Lo que tuve que decir (mi humilde punto de vista) esta expuesto. Y no quise ofender ni molestar a nadie. Si asi fue, pido disculpas.

  19. Avatar de SusanManaghal
    Y hay que ver qué revuelo se arma cuando se dan cita la crítica y la honestidad a un mismo tiempo.

    No es moco de pavo, che. Y al que ponerle el pecho.

    Humildad es una palabra que suele quedar grande, no es para utilizarla a la ligera. No sea cosa que denuncie lo contrario. La humildad está emparentada con la honestidad que señalás, Orwell.

    No hay humildad posible cada vez que suene el autobombo.

    Reconocer honestamente las diferencias no tiene que ver con dividir las modas de lo IN y lo OUT, por cierto. Es otra cosa.

    Y es que escribir no es sólo teclear letras, las palabras nos apresan, nos hacen sus esclavos. Y ahi no hay EDIT que te tire un salvavidas. Mirá si fuera tan fácil. Es que meter la cabeza bajo tierra no te garantiza la invisibilidad dado que has dejado más de medio cuerpo afuera.

    Tenemos los ojos para ver y leer, las orejas para escuchar y el juicio crítico para no comprar pescado podrido, de afuerita o de nosotros mismito, nomás.

    Y, la verdad, la verdad, me estoy interesando en esos 4 librotes del abuelo de Orwell. ¿Se pueden conseguir en algún lugar, Reverendo?
    Actualizado 04/10/2008 a las 05:31 por SusanManaghal
  20. Avatar de Orwell
    Mañana me pongo en campaña para averigüar en la casa de qué tia han quedado. Por lo pronto, seguro que en la Biblioteca Nacional, En la Biblioteca Miguel Cané. En la Biblioteca Leopoldo Lugones y en la Academia Argentina de Letras casi seguro. A mi tambien me agarraron ganas de releer.
Página 1 de 3 123 Último

Iniciar sesión

Iniciar sesión