Hiper famoso a partir del suceso mundial de High School Musical y adorado por miles y miles de chicas, Zac Efron admitió que durante su etapa escolar no fue un rompecorazones como muchas de sus fans podrían suponer.

“Tuve la fortuna de tener muchas amigas pero jamás pertenecí a ese grupo selecto de los ganadores. Yo era más bien algo así como el payaso de la clase, la excepción a la regla entre mucha gente aburrida”, confesó la joven estrella a la revista Family Circle.

En esa misma entrevista, Zac reveló que solía discutir mucho con sus padres y sus hermanos mientras vivían en California, ya sea porque llegaba tarde a casa o porque muy pocas veces lo dejaban pasar un fin de semana en el campo o en la playa junto a sus amigos, después de que había armado todo el plan.

Ahora, fama y dinero de por medio, el panorama es totalmente distinto y el muchacho disfruta a pleno de su propio hogar con pileta en Los Angeles sin pedirle permiso a nadie. ¿Seguirá haciéndose el payaso con las chicas?


Fuente: 10musica.com