Algo de lo que me gusta generar debate es de temas actuales, las bicis eléctricas son uno de ellos, las ventajas de las bicicletas eléctricas de pedaleo asistido te las puedes imaginar: ¿montar en bici sin el esfuerzo? Gracias a la asistencia que ofrece en el pedaleo las bicicletas eléctricas son ideales para subir cuestas o realizar trayectos largos al lugar del trabajo o de estudios sin sudar. También facilitan la incorporación al tráfico rodado a una velocidad más adecuada para evitar situaciones de peligro, no contaminan y permiten al usuario tener una vida más saludable. Pero, ¿cuáles son los problemas? Las bicis con asistencia eléctrica son más caras que las bicicletas convencionales (a partir de unos 900 euros), tienen el peligro añadido del robo, las baterías no duran toda la vida y requieren un mantenimiento y son más pesadas, algo a tener en cuenta si la tienes que coger en algún momento dado.