Hace unos meses decidí comenzar un emprendimiento y formalicé un negocio de venta de pasteles, tortas y panes. He tenido gran aceptación entre mis clientes y me han dado un buen impulso por lo que mi pequeña empresa se está estableciendo con mucha rapidez. Pero tenía la certeza que para obtener mejores beneficios y que más personas conozcan sobre mis productos, había que crear una página web. Por supuesto, no tenía la menor idea de cómo hacerlo, así que decidí contratar una agencia de diseño de páginas web Bilbao, que me elaboró el diseño y desarrollo de mi sitio web y además me ayudó a establecer una marca reconocida en internet. Crearon para mi negocio una web con un diseño muy atractivo, con fotos de mis productos y su respectiva descripción, lo que hace que los clientes puedan elegir lo que les apetece sólo con ver la página. Además pueden verla desde sus teléfonos móviles, lo que ha sido una gran ayuda, ya que la información le llega a gran cantidad de potenciales clientes, que sólo usan el móvil para conectarse. Mi página carga rápidamente y es muy usable, mis clientes están satisfechos y yo he conseguido aumentar mis ventas tal como esperaba. Y una de las cosas que me gusta y me ayuda en gran manera, es que puedo cambiar las fotos y textos de los productos que tengo en el sitio, lo que para mi empresa es algo muy importante, ya que mis productos rotan rápidamente y así no debo esperar a que lo hagan desde la empresa de diseño.