El secreto de la eterna juventud estaría por revelarse, gracias a la melatonina, una hormona que se produce en el cerebro de forma natural en pequeñas cantidades.

También se encuentra en varios tipos de alimentos como maíz, avena, cerezas, arroz y vino tinto.
"El problema es que el ser humano deja de producir esta sustancia alrededor de los 30 años", dijo a BBC Ciencia el profesor Darío Acuña Castroviejo, de la Universidad de Granada.
"Pero descubrimos que una dosis diaria de melatonina a partir de los 40 años no sólo neutraliza los efectos del envejecimiento, sino también incrementa la longevidad" afirma el investigador.
Efectos
Se sabe que una de las funciones de la melatonina es la regulación del reloj biológico en el ser humano. Es por eso que se utiliza en tratamientos para trastornos de sueño.
El nuevo estudio fue llevado a cabo con ratones genéticamente modificados que presentaban un envejecimiento celular acelerado.
"Estudiamos cómo envejece la célula, cómo se hace cada vez más incapaz de realizar sus funciones y cuáles son los mecanismos involucrados. Vimos que a los cinco meses de edad de los ratones -que corresponde a unos 40 años humanos- se empiezan a ver los primeros signos del envejecimiento", señala el profesor Acuña.
Este proceso es causado por la acumulación de radicales libres (oxígeno y nitrógeno), lo que causa posteriormente una reacción inflamatoria de la célula. A los 10 meses -que en seres humanos equivale a unos 70 años- los ratones mostraron efectos mucho más significativos de envejecimiento, como caída de pelo, tumores, baja capacidad de movimiento, etc.
¿Eterna juventud?
"Descubrimos que si a partir del mes de nacidos administramos a los ratones melatonina en el agua de bebida, todos estos signos de envejecimiento no aparecen", afirma el profesor Acuña.
El proceso de envejecimiento se presenta tanto externa (las arrugas y las canas), como internamente. "Ahora podemos corregir el envejecimiento externo, por ejemplo con cirugía estética" dice el profesor Acuña.
"Pero si no atacamos los procesos de envejecimiento dentro del cuerpo -agrega- sólo estamos haciendo cambios en la fachada del organismo.
La melatonina -un compuesto antioxidante- se encuentra de forma natural en pequeñas cantidades en el cuerpo. Pero los seres humanos dejamos de producir esta sustancia a partir de los 35 años, lo que provoca una disminución en los efectos protectores del cuerpo. "Por eso creemos que una dosis diaria de melatonina a partir de los 40 años podría prevenir el proceso de envejecimiento. Recomendamos a las personas que aumenten su consumo de melatonina con los alimentos que la contienen".