Cariño recíproco
Montaner reiteró el cariño que siente por los ticos y prometió regresar al país ayer durante el concierto que compartió con José Luis Rodríguez “El Puma” y Franco de Vita.
Esteban DATO/Al Día En la cima del éxito

Montaner, “El puma” y Franco de Vita cantaron anoche en el Saprissa

Gabriela SOLANA
gsolano@aldia.co.cr
Bastaron solo unos minutos para que Ricardo Montaner se adueñara de las miles de personas que acudieron anoche, a las 7:58, al concierto “Música con amor” que se ofreció en el estadio Ricardo Saprissa, en Tibás.

Montaner fue el primer artista extranjero que hizo su presentación seguido de José Luis Rodríguez “El Puma” y de Franco de Vita, quien cerró la actividad en víspera de su día.

Con una verdadera serenata de amor, Montaner demostró por qué es uno de los más populares del género romántico.

Sus temas más conocidos como “A dónde va el amor”, “El poder de tu amor” y Será” fueron algunos de los que hicieron eco en el recinto morado que vibró con cada interpretación.

Encantó La espera fue larga, pero bien valió la pena. Montaner, quien cantaría, a las 8 p.m., salió 42 minutos más tarde.

Fue a esa hora que su silueta apareció en el escenario ante un grito de júbilo del público.

Vestido con una camisa blanca y un pantalón negro Montaner abrió su presentación con el tema “Vale la pena”, con el que demostró una vez más su carisma en el escenario y hasta los dotes de bailarín que en repetidas ocasiones emocionó los corazones de las muchas madres que no dejaban de bailar.

A las 8:50 p.m., Montaner ya era dueño del público y hasta su amigo José Luis Rodríguez aprovechó para verlo por unos minutos ubicándose a un lado del escenario.

Una vez más, el intérprete de “Me va extrañar” jugó con el público e improvisó con maestría algunas frases en su canción “A donde va el amor” a fin de que concordaran con nuestro país.

“Buenas noches San José” gritó a todo pulmón, para continuar diciendo lo importante que era para él compartir el escenario con el “Puma” y Franco de Vita.

“Pedí ser el primero en cantar por dos razones. La primera es para poder presentarles a dos glorias de la música venezolana, para compartir con ellos el escenario que seguramente les pertenece por el cariño que ustedes les han dado. Y la segunda es un secreto (dijo riendo). La verdad es que quería ser el primero en verles la cara” expresó con emoción ante el aplauso del público que lo acompañó en todo momento.