Antes de su concierto para las madres ticas el venezolano habló con Al Día

Ricardo Montaner es romántico, exigente y entregado a su música. Se le considera una de las voces latinas más importantes del medio artístico.
Por eso, y con el fin de hablar sobre su reciente álbum –“Ricardo Montaner con la Orquesta Metropolitana de Londres Vol.2”– el venezolano habló ayer con Al Día desde Miami. Pero antes fue necesario un ir y venir de correos electrónicos con su oficina. Este viernes, con su simpatía característica, Montaner atendió el teléfono a las 10:30 a.m. (12:30 m.d. en Miami).

Durante los 15 minutos del diálogo, el artista habló sobre el concierto que ofrecerá en el país en agosto, su devoción como padre y sus proyectos para los meses próximos.

–Estará aquí el 14 de agosto (en el estadio Ricardo Saprissa), la víspera del Día de la madre. ¿Qué le diría a las mamás que irán a verlo?

–Primero que nada déjame expresarte la emoción que me da regresar a Costa Rica. Siempre he dicho que cualquier excusa es buena para ir. Ustedes tienen una manera maravillosa de tratarlo a uno y hacerlo sentir en casa, y las madres son el mejor motivo. A ellas les envío todo mi cariño y agradecimiento por el apoyo.

–Compartirá el escenario con sus compatriotas José Luis Rodríguez y Franco De Vita. ¿Se habían encontrado antes en un concierto?

–Te podría decir que lo que (los organizadores) han logrado es algo histórico. Nunca nos habíamos juntado, ni siquiera en nuestro suelo. Es un logro maravilloso y los felicito. No sé como se la ingeniaron, porque tanto Franco como El Puma son artistas muy ocupados. Hicieron magia.

–¿Significa mucha responsabilidad grabar acompañado de la Orquesta Metropolitana de Londres?

–Ellos son muy exigentes. No acostumbran hacer trabajos de música comercial. Han hecho pocas excepciones y fuimos nosotros los que, de alguna manera, abrimos ese trecho para la música hispana. Por dedicarse a la música “culta” tienen un rango muy superior de exigencia, y eso es una responsabilidad para uno.

–¿Le faltó incluir canciones en este disco? Y si pasó, ¿podríamos pensar en que habrá un tercer álbum con la orquesta londinense?

–Sí, en cinco años habrá una tercera entrega porque me faltó incluir temas como “Yo que te amo” entre otros. Pienso grabar temas que no he compuesto yo pero que han sido muy importantes en mi carrera, como “A donde va el amor”.

Padre abnegado

En su reciente álbum trabajó junto al productor Juan Carlos Calderón, a quien le atribuye la idea de incluir guitarras eléctricas en la canción “Quisiera” logrando sonidos novedosos. Montaner quiso dedicarle el disco a un buen amigo suyo que falleció el año pasado: Bebu Silvetti.

–¿Para componer temas inéditos como “Desesperado” y “Está escrito” se inspira en algo en particular?

–No tengo alguna persona en particular que me dé el motivo. Cuando te sientas a trabajar las historias fluyen. Lo que es claro es que van en un sentido diferente el amor: uno es optimista y el otro habla de un amor frustrado.

–Compone y canta sobre un amor absoluto y profundo. ¿Con esa misma intensidad ama a su gente?

–Que no te quepa la menor duda. Me aferro mucho a mis cariños, a la gente con la que vivo mi día a día. Suelo ser muy apasionado cuando hablo de la gente que amo: mis hijos, mi mujer y mis padres.

–Hablando de sus hijos ¿Es verdad que le produjo el disco a su hijo Héctor?

–Sí, me habría gustado hacerlo también con Alejandro, pero a él la disquera le asignó un productor. Ahora estoy tratando de componer un tema para su próximo disco. Siempre he tratado de estar “ahí” para mis hijos como papá y como artista para ayudarlos en cuanto necesiten.

–¿Está adelantado el disco homenaje a Pablo Neruda en el que incluirá temas inéditos?

–Está en pausa por el proceso personal que viví (fallecimiento de su padre). Anteriormente tenía dos meses –por la enfermedad de mi padre– de no hacer nada. Tengo tres meses de retraso en todos los proyectos y debo decidir si continúo o lo dejamos. La idea era tenerlo listo en el marco de los 100 años del nacimiento de Neruda; esto me obligaría a tenerlo terminado antes de fin de año.

–El imitador Julio Sabala nos comentó el año pasado que tiene pendiente imitarlo a usted ¿Se ha imaginado cómo sería ese personaje?

–(Se ríe) Pues no me lo imagino. Seguramente cuando decida hacerlo lo hará muy bien, porque él es muy perfeccionista y buen amigo mío.