Ricardo Montaner

Un amor renacido

Antes de dos nuevos shows en el Luna Park, el cantante argentino radicado
desde los 7 años en Venezuela habla de cómo se fue consolidando con los años
su relación con el país

Eran solamente dos, pero llegó a cuatro. Luego se animó a un quinto. Esta
noche y mañana, Ricardo Montaner volverá a la Argentina después de
presentarse en Uruguay y Paraguay, para intentar llenar por sexta y séptima
vez el estadio Luna Park con la gira presentación de su último trabajo,
"Ricardo Montaner con la London Metropolitan Orchestra".

"No entiendo lo que está pasando. Tengo una emoción muy grande en el corazón
y no puedo explicármelo", contó Montaner, teléfono mediante, a LA NACION.
Antes de continuar con la charla, pidió un momento para hacerse un café y un
ruido infernal pareció interrumpir la comunicación. Pero no eran
interferencias en la línea telefónica, sino un molinillo eléctrico que el
cantante había puesto a funcionar: "Amo el café y me he traído una máquina a
la habitación del hotel para tenerlo siempre fresquito", y arremetió
nuevamente con el molinete.

-Ricardo, me estás dejando sorda...

-Disculpa, pero creo que esta maquinita está por explotar. Va a ser mejor
que lo deje para más tarde.

-¿Cómo encontraste Buenos Aires?

-Realmente, maravillosa. La última vez que me presenté aquí las cosas no
estaban bien. Todo era muy triste. Pero luego de una gran ausencia, he
vuelto.

Hacía tres años que el cantante nacido argentino pero criado venezolano no
se presentaba en los escenarios porteños. Un regreso con gloria para una
retirada que no fue demasiado feliz. Su última actuación, en diciembre de
2001, fue el día después de la caída del gobierno de De la Rúa: "Por suerte,
para aquel concierto ya se habían agotado las entradas semanas antes pero
con todo lo que pasó, la devaluación y la crisis y algunos temas personales,
tardamos tres años para poder concretar una vuelta a la Argentina. De a
poco, este año muchos hemos comenzado a volver".

Enamorado, apasionado

Aunque no estuvo presente de cuerpo en el país, si lo estuvo de alma... o,
por lo menos, de voz. Durante todo el año, cada vez que el corazón del padre
Juan sufre por Clara Guerrico en la ficción de "Padre Coraje", la novela de
Pol-ka, su tema "Desesperado" irrumpe para acompañar las peripecias de la
pareja que encarnan Facundo Arana y Nancy Duplaá, y "Ay amor", es el tema
que cierra cada capítulo.

-¿Cómo fue que llegaste a "Padre Coraje"?

-Adrián [Suar] habló directamente conmigo para ver si me quería subir con él
a esta aventura. En mi carrera, hice varias bandas de sonido, pero es la
primera vez que la historia se amolda de tal manera a la canción. La pareja
la tiene adherida, es la mirada de ella, el momento de rabia, de tristeza y
de soledad. Le prometí que le iba a mandar unos bocetos del tema, pero lo
terminé a los quince días, lo mandé en un CD con una persona como emisaria,
porque era un tema inédito y no podía mandarlo por correo, con el tema
completo, convencido de que le iba a gustar. Adrián lo escuchó, enseguida me
llamó y me dijo: "Ya tengo el tema para la novela".

-"Padre Coraje" es uno de los programas más vistos de Canal 13. ¿No crees
que fue un poco gracias a él que tuviste esta respuesta del público?

-La verdad, no importa cuál es la razón. No se le puede adjudicar el éxito a
una sola cosa; también están los medios que ayudan a difundir mi música.
Todo tiene que ver. Al principio de mi carrera, aquí no me conocían ni los
mosquitos. Mi relación con el público argentino es como la de un matrimonio:
al comienzo no apuestan a que va a ser para toda la vida. Pero fuimos
creciendo y nos hemos conocido de un lado y del otro. Ellos quieren venir a
verme y yo quiero venir a cantar.

"Ricardo Montaner con la London Metropolitan Orchestra volumen 2" es el
título del nuevo trabajo que el cantante y próximo animador del festival de
Viña del Mar vino a presentar a América latina. En 1999, había salido la
primera versión orquestal de temas ya editados: "Fue lo mejor de mi carrera.
Y la verdad, me envició. Y también envició a la gente porque por la calle
siempre me preguntaban por qué no había hecho temas como «En que queda» o
«Yo puedo hacer». Entonces me di cuenta de que había muchas ganas de
continuar con esta línea. Con Juan Carlos Calderón, productor del disco,
elegimos ocho temas y luego escribí dos inéditos: uno de ellos «Desesperado»
y «Está escrito»", explicó Montaner.

Y las versiones orquestales seguirán. "En tres o cuatro años planeo lanzar
un tercer volumen." ¿Y en el medio? "Quiero grabar un disco acústico y otro
de un recital, un «Montaner en vivo», que nunca hice. Y, por supuesto,
vendrá otro álbum de estudio. Voy a seguir trabajando mucho. Dormido les
aseguro que no me voy a quedar".

Por Constanza Guariglia
De la Redacción de LA NACION

En números

Con sus actuaciones de hoy y mañana, serán siete las funciones en el Luna
Park que Ricardo Montaner realizó en esta nueva visita a la Argentina.

El cantante, nacido en el país pero criado en Venezuela, hacía tres años que
no se presentaba aquí.

"Desesperado", uno de sus últimos hits, sirve de cortina musical de "Padre
Coraje".--