1. #1

    Fecha de ingreso
    07 may, 11
    Mensajes
    4
    Temas
    4

    Verduras y Hortalizas para la Salud

    Las hortalizas y las verduras son una fuente inagotable de principios saludables: en su mayoría son bajas en calorías, pero compensan las carencias de vitaminas, minerales, agua y fibras que habitualmente tenemos en nuestra alimentación. Hay que consumirlas en invierno y verano, respetando su estacionalidad, lo que asegura que sean frescas y sus componentes no hayan sufrido alteraciones importantes.
    Pero no sólo constituyen un alimento: también pueden ser terapéuticas. Por ejemplo:

    ELAPIO

    Una de las virtudes más importantes de las verduras es la de ser alcalinizadores de la sangre lo cual es muy beneficioso para quienes padecen enfermedades como gota, reumatismo o hipertensión. Y el apio posee un 68 % de sales alcalizantes en su composición. Su valor calórico es de 15 calorías cada 100 gramos. Esta planta contiene, además, una cantidad importante de sodio y fósforo. Los dos minerales contribuyen a limpiar el
    organismo y mantener en buen estado el sistema nervioso. Se indica, especialmente, en casos de fatiga mental.
    Por último, el apio contiene colina, que impide a las grasas depositarse en el hígado. Y también fenol, un poderoso bactericida que actúa eficazmente en las inflamaciones urinarias. Se puede consumir en caldos y jugos hechos en juguera centrífuga, utilizando la planta bien lavada y cruda, con el agregado de limón, zanahorias o lechuga.

    LA CALABAZA O ZAPALLO ANCO

    Esta hortaliza de consumo diario en muchos hogares, tiene mucho para ofrecer. Es rica en fósforo, mineral que como dijimos protege el sistema nervioso y a su órgano central, el cebrero. La inclusión de calabaza en la dieta es fundamental en los casos de gran trabajo intelectual (estudiantes y profesionales) y en casos de insomnio, depresión, falta de energía y afecciones de los nervios, en los que el fósforo se quema rápido, lo que produce depósitos de ácido sulfúrico en el sistema.
    Al mismo tiempo, el fósforo es un mineral que protege los huesos (está en ellos en forma de fosfato de calcio), y se indica como punto fuerte en la dieta de las personas que padecen artritis, osteoporosis y cuadros de reumatismo articular (asociado al calcio) o los que hacen vida muy sedentaria. La calabaza posee, además, alto contenido de caroteno, que el hígado transforma en vitamina A, vitaminas del grupo B y C. Es de bajas caloñas (30 cada 100 g). Pero, además, contiene un mineral llamado sílice o silicio, no muy común en la naturaleza, que asociado con las vitaminas mencionadas lo convierte en un excelente preventivo del cáncer y las infecciones. Puede hacerse jugo con la hortaliza caída o consumirla cocida al vapor; también pueden aprovecharse las semillas que, bien limpias y tostadas, son muy eficaces para eliminar los parásitos intestinales: durante tres días, en ayunas, consuma 2 cucharadas de semillas con una cucharada de miel. En la noche , del tercer día, tome una cucharada de aceite de ricino.

    LA FAMILIA DE LAS COLES

    Dentro de este grupo encontramos las diversas clases de repollo, incluidos los de Bruselas; a la coliflor y el brócoli. Su nombre científico es el de cruciferas. Hace unos años se hicieron famosas debido a que se descubrió en ellas una sustancia llamada ginesteína, que provoca una interrupción en la irrigación sanguínea de los tumores, por lo que éstos quedan sin alimento para desarrollarse. Se aconseja su consumo, entonces, como preventivo del cáncer y tumores de todo tipo. También se descubrió que estas hortalizas tan sanas, al igual que casi todos los vegetales, disminuyen la producción e inactivan las hormonas llamadas estrógenos, lo que es muy conveniente para aquellas mujeres con tendencias a desarrollar tumores hormono-dependientes (éstos son algunos de los de mamas o cuello uterino). Además, las cruciferas tienen antioxidantes. Vitamina A, C, E y selenio; se erigen, entonces, como un alimento de vital importancia en la dieta anticáncer. Se indica consumirlas, como mínimo, 4 veces por semana. Contienen unas 24 calorías cada 100 gramos.
    Esta gran familia de hortalizas puede consumirse según la tolerancia y el gusto personal, cruda o cocida.

    LAS ESPINACAS

    Estas verduras de hoja son de los vegetales más ricos en hierro que da la naturaleza. Por esta razón son fortificantes y muy indicadas en la dieta de los anémicos o convalescientes. Poseen además, ácido fótico, vitamina esencial para la formación de la sangre, por lo que su acción es doblemente eficaz. Por su contenido de vitaminas A y C, colaboran en el proceso de regeneración celular, muy importante en casos de heridas, infecciones y enfermedades degenerativas. También poseen un mineral, el doro, que actúa eficazmente en problemas como la hinchazón de tobillos, las afecciones renales, disfunciones del hígado y del estómago: el jugo gástrico está formado por cloro (ácido clorhídrico). El cloro, además, disminuye la asimilación de grasas, azúcares y almidones, y aumenta la de las proteínas; esto lo convierte en una excelente ayuda cuando se desee bajar de peso. Además, solo tienen 23 calorías cada 100 gramos.
    Las espinacas pueden consumirse crudas cuando se trata de hojas muy tiernas y jóvenes, o cocidas levemente. Contienen clorofila y fibras vegetales, y la cocción prolongada anula los beneficios de estos dos grandes desintoxicantes corporales además de destruir vitaminas esenciales.

    LA ZANAHORIA

    Para el final, hemos dejado esta hortaliza que no en vano es calificada como una verdadera maravilla: contiene vitamina A (es la más rica de todas en esta vitamina) en forma de caroteno; vitaminas del grupo B, C y K, esta última primordial para la coagulación correcta de la sangre. Entre los minerales, posee hierro, sodio, manganeso, cobre, zinc, magneso, potasio y azufre. Es fuertemente alcalinizante y tiene otras virtudes especiales:
    1) Por su gran cantidad de vitamina A, tiene un efecto preventivo en personas con tendencia al envejecimiento precoz. También en aquellos que tienen enfermedades en la vista, y que notan disminución en su visión de noche. También previene el cáncer de pulmón.
    2) Es muy indicada en las madres que amamantan porque aumenta la producción de leche.
    3) Tiene una sustancia, descubierta por investigadores de la ex URSS, que se llama daucarina. Esta es un potente vasodilatador coronario, beneficioso para los enfermos circulatorios, cuando esta afección se manifiesta en la piel (úlceras varicosas, por ejemplo), o en forma de jaquecas. También se halló que las fibras de la zanahoria (más abundantes aun que en el salvado de trigo) se unen con los ácidos biliares, transformándolos. De esta forma, ayudan a disminuir el colesterol.
    4) Es recomendable en la dieta de los que padecen afecciones respiratorias. Incluso, hay una receta de jarabe para tomar 4 o 5 veces por día: cocinar 1/4 kg de zanahorias en 1/2 litro de agua hasta que ésta se tome viscosa. Colar, endulzar con miel, y guardar en la heladera. Sus propiedades son regenerativas y expectorantes. Se recomienda consumirla cruda, rallada, o cocida ligeramente, para evitar que sus vitaminas se destruyan por la acción del calor.

    CONSEJOS GENERALES PARA COCINAR

    Las hortalizas que anunciamos aquí, requieren muy poca cocción, y muchas se pueden consumir crudas. La mejor manera de prepararlas es al vapor, ya que se conservan intactos muchos nutrientes y no es necesario agregar grasas. Si las prepara al homo, utilice caldo para que no se peguen. También se puede usar la manera oriental (nituke) que consiste en lo siguiente: se cortan pequeñas las hortalizas, y se colocan sin líquidos ni grasas en una cacerola que difunda bien el calor. Es importante colocar las que necesitan cocción más prolongada por debajo y las más tiernas encima. Entonces, tapar y cocinar a fuego muy lento, para que no se quemen, y vayan soltando su jugo. Algunos autores recomiendan consumir las hortalizas lavadas con agua, cepillo y jabón blanco, para extraer la tierra y las bacterias. Mediante este procedimiento, se indica, no hace falta pelarlas y se aprovechan las sustancias que se hallan inmediatamente bajo la cascara.
    Las verduras de hoja, como lechugas y espinacas, pueden remojarse durante unos 20 minutos en agua con 2 cucharadas soperas de vinagre de manzanas por litro de agua, lo que previene el cólera y elimina otros microorganismos contaminantes.

  2. #2

    Fecha de ingreso
    19 dic, 16
    Mensajes
    0
    Temas
    0

    Re: Verduras y Hortalizas para la Salud

    Certifico lo de la zanahoria, soy una fiel defensora en todos sus formatos: cocinada, cruda, en zumo...

  3. #3

    Re: Verduras y Hortalizas para la Salud

    A mi me encantan las verduras y las hortalizas de todas las formas en las que se pueden comer. Ahorita estoy consumiéndolas mucho en estado natural haciendo jugos curativos para limpiar y purificar el organismo. Tienen muchas propiedades y beneficios para la salud, les recomiendo que se los miren. Es la mejor forma de consumir los vegetales y hortalizas para aprovechar al máximo sus propiedades.

Temas similares

  1. Hay que echar a Rajoy del PP. Es un peligro para la salud.
    Por LGE en el foro Discusiones Generales
    Respuestas: 0
    Último mensaje: 01/11/2009, 16:37
  2. Miley no come verduras !
    Por xEugex en el foro Miley Ray Cyrus
    Respuestas: 0
    Último mensaje: 09/06/2009, 00:28
  3. Vegetales para la salud
    Por estrellita en el foro Salud y Belleza
    Respuestas: 9
    Último mensaje: 06/02/2007, 06:35
  4. Lenguado con verduras al vapor
    Por debby en el foro Gastronomia
    Respuestas: 0
    Último mensaje: 29/09/2003, 14:21
  5. El fumar es perjudicial para la salud
    Por gonzalos en el foro Gran Hermano 3 - Foro Central
    Respuestas: 2
    Último mensaje: 09/01/2003, 00:44

Iniciar sesión

Iniciar sesión