La falta de empleo es un tema que afecta a todos pero que definitivamente golpea más fuerte en personas que pasaron los 30 años y en discapacitados. Mi humilde opinión es que a los gobiernos deben costarle menos las ayudas sociales(pensiones, subsidios) que fomentar la creación de fuentes de trabajo. Es un análisis socioeconómico que excede mis conocimientos pero lo que no se puede dejar de reconocer es que la ayuda asistencial promueve que mucha gente con capacidad de trabajo se convierta en parásitos.
Por experiencia personal recomiendo la Fundación Par cuyo objetivo principal es promover la inserción de discapacitados al mercado laboral. Actualmente estoy haciendo allí un curso que trata de análisis de perfiles laborales, aptitudes, actitudes, habilidades, etc.
Y en octubre comienza un curso de computación. Obviamente todo es gratuito, los únicos requisitos para inscribirse son ser mayor de edad y presentar certificado oficial de discapacidad.